miércoles, abril 05, 2006

¡Felicidades, bikini!

Y es que el bikini cumple ¡60 años!

El bikini nace en 1946, aunque en Piazza Armerina (Sicilia), se descubrieron unos mosaicos con imágenes de mujeres luciendo vestidos de baño en dos piezas. Y estos mosaicos datan de 1600 a.C.

Siguiendo con la historia, el inventor del bikini fue el francés Louis Réard, en su taller de automóviles. Réard no encontraba a ninguna mujer que quisiera lucir este nuevo vestido para el baño. Asi que se lo propuso a una vedette, Micheline Bernardini. Micheline era bailarina profesional en un casino y no tuvo ningún problema. Se enfundó este nuevo bañador de dos piezas y se fue a la piscina Molitor de París. Y esa fue la presentación en sociedad del llamado bikini.

Micheline le dijo a Réard: "Señor Réard, su bañador va a ser más explosivo que la bomba de Bikini". Micheline se refería a las pruebas y explosiones nucleares que se realizaban en el Atolón del archipiélago de las islas Bikini, en el Océano Pacífico. A Réard le hizo gracia aquella frase y así llamó a esta nueva prenda: bikini.

En París enseguida se puso de moda: el bikini era sinónimo de libertad. En otros países católicos e incluso en Estado Unidos, tuvieron que pasar unos cuantos años hasta adoptar el bikini.

Y en Portugal, España, Italia estuvo prohibido hasta que las actrices empezaron a lucirlo en el cine: Brigitte Bardot o la estupenda Ursula Andress en el Dr. No.


En el caso de Ursula Andress fue totalmente accidental. En principio iba a lucir un bañador. Pero al salir del agua, el bañador se pegaba demasiado a su cuerpo. Asi que entre el director Terence Young y ella, decidieron cortarlo. Fue la propia Ursula la que se confeccionó este ya famoso bikini con ese cinturón. Bikini que se vendió hace unos 5 años por ¡21 millones de pesetas!

Y desde entonces el bikini ha sufrido cortes, modificaciones, nuevos materiales (como la lycra), procesos de elaboración... Y sigue ganando frente al bañador.

Para este cumpleaños se ha confeccionado un bikini prototipo. El más pequeño del mundo. En diamantes. ¿Su precio? ¡1 millón de euros!

Yo me quedo con la nueva y primerísima colección baño de Jordi Labanda:



2 comentarios:

  1. Mónica19:30

    Qué interesante! Yo no sabía por qué se llamaba así... La verdad es que yo prefiero el bikini al bañador. Desde la primera vez que lo probé siempre me he encontrado mejor con bikini que con bañador. Por cierto, que el de Ursula está muy chulo.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Qué interesante historia! La verdad es que la has escrito de forma tan chic que comienzas a leerla y no puedes parar por la cantidad de curiosidades (mosaicos 1.600 a.C, islas Bikini, diamantes, censura,...) :-o Parece el argumento de una novela de Dan Brown!

    Felicidades al bikini y a tí por mostrárnoslo!

    ResponderEliminar

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.