jueves, junio 15, 2006

Encuentro con ...

Roberto Torretta
Museo del Traje, 14 de junio









Con la experiencia del encuentro ya vivido con Adolfo Domínguez, afronté este nuevo diálogo el pasado martes con mucha ilusión.

Esta vez el lugar de reunión fue el salón de actos del Museo del Traje. Un salón de actos muy espacioso y con una gran pantalla que serviría después a Roberto para comentarnos, micrófono en mano, la colección Primavera-Verano 2006 presentada en la Pasarela Cibeles.

En la mesa una cara ya conocida, Carmen Pérez de Andrés, (subdirectora del Museo del Traje). Acompañándola, Roberto Torretta, el protagonista. Como invitados: Mercedes Rodriguez Sánchez (periodista y consultora experta en Moda. Master en Gestión y Comunicación de Empresas de Moda por el Instituto Superior de Empresa y Moda. Profesora de la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM. Profesora en el ISEM Fashion Management School). Y Pedro Mansilla (sociólogo y periodista).

Carmen toma la palabra para presentarnos a Roberto, Mercedes y Pedro. Explica cómo se va a estructurar la charla y lo que vamos a ir viendo proyectado en la pantalla del salón:

- Primera pasarela de Roberto: colección Primavera-Verano de 1997
- Pasarela colección Otoño-Invierno 2005-2006
- Pasarela Cibeles colección Primavera-Verano 2006

A continuación Mercedes Rodriguez toma la palabra. Trayectoria larga la de Roberto, comienza. 35 años dedicándose a la moda. Y mantener una marca es, desde luego, muy difícil.

Durante los años 70 y comienzo de la década de los 80 no había prêt-à-porter. No había pasarelas y España no tenía imagen de país exportador de moda, nos cuenta Mercedes. No es hasta 1983 que surge la pasarela de la moda.

En 1984, se crea Gaudí. En 1985, Cibeles. En 1986, la Escuela Superior de Diseño y Moda. Y luego van apareciendo las revistas de moda: Marie Claire, primero y en 1988, VOGUE.

La primera tienda que abre Roberto es España es la famosa Berlín en la c/Almirante, 10. La tienda de la movida, dice Mercedes. En 1987 Roberto crea Snif. La marca que le serviría de presentación y consolidación. Consolidación que llega en la década de los 90.

En 1996 debuta en Cibeles. En 1997 abre su primera tienda en Madrid como Roberto Torretta abandonando la marca Snif.

Roberto es fiel a un estilo propio y reconocible. Estilo que hay que mantener pero sin repetirse, comenta Mercedes. Hay que darle al consumidor lo que quiere antes de que él lo sepa. Y es que el fin, el objetivo es vender. La hoja excel.

La mujer Roberto Torreta es una mujer poderosa. Fiel. Que no se siente engañada. El mercado actual no se parece en nada al de hace 35 años. El consumo en moda y zapato decrece. Hay más información, afirma Mercedes. Y el cliente es más infiel. Hay que competir con marcas extranjeras y con bajos precios.

Sin embargo, ahí está Roberto. Creciendo. Acaba de abrir un espacio de moda en la zona de Tetuán, aquí en Madrid. Taller para desarrollar sus colecciones y también como punto de encuentro para compradores nacionales e internacionales. Ocupa un local de 650 metros cuadrados. Ha sido diseñado por la arquitecto Patricia Urquiola, que también se ha encargado del diseño de los muebles y de la decoración, en la que predominan el cristal serigrafiado, la resina blanca, la madera y el metal. La compra se convierte en una experiencia emocional: se compra por deseo más que por necesidad.

Pedro Mansilla toma la palabra. Lo primero que comenta es que Roberto es un diseñador español, a pesar de que sea argentino, nacido en Buenos Aires.

Roberto no encaja en la fórmula diseñador-artista. Fórmula que seguían muchos de los diseñadores que empezaron con Torretta. Pedro lo define como un diseñador empresarial. Hombre de negocios interesado en el mundo de la moda. Lo compara con ese empresario que hace discos, o con el que tiene una sala de subasta. Produce objetos bellos.

Para Pedro hay 3 claros ejemplos de empresarios de moda española: Adolfo Domínguez, Roberto Verino y Roberto Torretta. Dice que Roberto está preocupado por facturar. Y es que ésto es la medida exacta del éxito.

Con Roberto se pueden mantener largas conversaciones sobre téjidos, tiendas, publicidad, estrategía de marca, etc. Sin olvidar, claro, las otras variantes artísticas de la moda. Habla de moda como habla un empresario de moda, afirma Pedro. Y cita a Armani. Roberto sabe de moda. Se informa. Lee. Ve pasarelas internacionales. Sobre todo de Prada, dice Pedro. Su influencia... positiva.

Pedro también reflexiona sobre la mujer Torretta. Mujer urbana que conoce los mejores hoteles, los mejores restaurantes, las mejores galerías de arte, los mejores colegios para sus hijos...

"En 1974 llego a España desde Buenos Aires". Así empieza su historia Roberto. A Madrid. A un Madrid muy plano, en el que no pasa nada a nivel de moda. Y tengo así el privilegio de participar en el avance de la moda. Abriendo una tienda en la c/Almirante, comenta Roberto.

Se va evolucionando y en 1996 se toma una decisión estratégica: se pasa de una marca, Snif, a un diseñador. De no haber tomado esta decisión no creo que estuviera donde estoy, dice Roberto. Detectaron que había que poner cara a una marca y subirse a una pasarela. Así te conocen en los circuitos internacionales. Fue una necesidad.

En Buenos Aires no hacía nada relacionado con el diseño de moda. Tenía un negocio, una galería. No tiene formación en moda. Ha tenido que aprender a base de echarle muchas horas y ganas.

Roberto corrobora lo que ya afirmaba Mercedes: hay mucha competencia proveniente de grandes marcas y la publicidad asociada y de los bajos precios. La cuota de mercado que queda es muy pequeña. Así que Roberto ha apostado por la calidad.

Habla sobre el nuevo espacio en Tetuán. La participación de Patricia ha sido una gran suerte. Gracias a su amistad con ella y a que su mujer, Carmen, es también asturiana, se pudo conseguir su colaboración.

Pedro le pregunta en qué se inspira, si se pude decir. Roberto dice que en los años 90 sintió curiosidad por lo que se desarrollaba en Japón. Visitó varias veces Tokyo. Le gustaba la paleta de colores de la ciudad: blanco, negro y marino. Le quedó grabado y son colores que siempre están presentes en sus colecciones. Aunque españolizados, puntualiza.

La moda americana tiene poco peso para él. EEUU a nivel de moda no le interesa. Su aportación es nula, dice.

De Europa está informado. Prada, sí claro. Le gusta ver desfiles, leer revistas de moda. Saber lo que ocurre alrededor de uno es importante. Debería estar más en la calle, dice. Para tomar el pulso diario del mercado español. Me falta tiempo, suspira. Menos mal que están los puntos de venta. Gracias a ellos se conocen las siluetas, tejidos... que más gustan.

En la pantalla la colección Otoño-Invierno 2006-2007.

Las tiendas son la mejor manera para controlar el mercado. Pero son muy caras, dice Roberto. Así que se opta por la opción Corte Inglés (que tiene lista de espera para entrar). Más pequeño el espacio, pero llega a más gente. Las tallas, colores y tejidos son diferentes a las tiendas. Es la misma colección pero un poco modificada. Por ejemplo, en las tiendas, la clienta espera ver prêt-à-porter, no así en el Corte Inglés.

Se habla de Zara y el Corte Inglés. Según un señor italiano, cuenta Pedro, son las dos lacras de España. Italia apuesta por la moda. España está comenzando a apostar. Y Roberto se decanta por ofrecer calidad: que una señora después de unos años vaya al armario y no se avergüence de las hombreras y color de una chaqueta.


Roberto tiene 5 tiendas más los corners de el Corte Inglés. Pedro le pregunta que cómo es que no tiene más tiendas sabiendo cómo sabe que Roberto Torretta hace bien los deberes. Seguro que hay muchas mujeres que quieren abrir franquincias en otros lugares de España, Oviedo, por ejemplo. Roberto contesta que la tienda hay que llevarla muy bien. Hay que ser profesional, un buen profesional. Ya han tenido alguna mala experiencia y que prefiere ir paso a paso. Lentos pero vamos bien.

Sobre los tejidos. Su preferido, la piel, el cuero. ¿Herencia argentina?, se pregunta. El cuero responde a la apuesta por la calidad. Y envejece muy bien. Ha realizado y realiza un trabajo de investigación viendo todo lo que se puede hacer con la piel. Ninguna de sus colecciones sale sin piel. La piel siempre debe estar presente. La piel es muy agradable y sensual. Además, comenta, ahora hay muchos tiempos de piel y muchas tecnologías para trabajar con ella.

Sobre las tendencias. Es fiel con sus conceptos a nivel de moda. Las tendencias deben tenerse en cuenta poer siendo fieles a tu estilo, dice. En sus últimas 3 colecciones no hay hueco a las tendencias. Filosofía: no sacar nada opuesto a lo anterior. Evolución no revolución.

Él tiene un gusto poco comercial, confiesa. Para eso está el equipo de profesionales. Además su mujer, Carmen, es una excelente comercial. Tiene buen olfato. Lo importante es rodearse de un buen equipo. Son treinta y pico. En el departamento de diseño son 4. Mujeres. Reconoce que hay gente mejor que él dentro de su equipo. Los oficios técnicos, tradicionales (costureras, patronistas...) tienden a desaparecer. Si esa gente se le fuera sería difícil de reponer. Por otra parte, hay gente joven que viene de las escuelas de moda muy bien preparada. Se va compensando.

Dentro video pasarela Cibeles Primavera-Verano 2006. A los comentarios Roberto Torretta.





















Roberto comenta la importancia de la puesta en escena. Las luces son muy importantes para crear un ambiente mágico. La música. Maquillaje. Tacones de 10 cms. Hay que crear un ambiente especial. En 20 minutos muestras el trabajo de 6 meses y de mucha gente.

Sobre lo que vamos viendo. Vestidos. La pieza estrella. Vestidos blancos, azules, con cuero, popelines plisados. Transparencias y escotes que luego se modifican para las tiendas. Color amarillo. Un color que no le gustaba hace unos años... Por eso, en moda, no puedes decir que no vas a usar un determinado color, murmura.


Bolsos, gafas, zapatos, cinturones y joyas. Siempre manteniendo el estilo Torretta.

Le gustaría que las pasarelas pudieran realizarse en espacios más reducidos. Que las clientas pudieran estar más cerca de las modelos para apreciar los tejidos. Y es que su gran disgusto es que no se aprecian bien los tejidos. Sabe y reconoce que no se puede reducir el espacio: prensa, mucha gente que acude.

Satén de seda. Cashemere que no pesa nada... Hay que tocarlo para valorarlo.

Nos explica la estructura de sus desfiles: parte inicial más potente, con mayor impacto. En el medio ropa más urbana. Fiesta para la parte final. A veces puede variarse y empezar con noche...

La colección para este verano es muy fresca y se está vendiendo muy bien.

Lo importante es mostrar un concepto, mas que prendas. Que haya coherencia en tejidos, paleta de colores...

Aplausos. Como si estuviésemos en la propia Cibeles.

Se llega al turno de las preguntas. ¿Moda hombre? Sí, tiene muchas ganas y un proyecto cercano. Hay que saber reciclarse. Apostar por la calidad. Le gustaría dedicarse más a investigar, es la parte más apetecible y bonita de todo el proceso. ¿Pasarela a pesar del trabajo? Sí, claro. Es duro pero el diseñador que no hace pasarela termina haciendo un muestrario.

El tiempo con Roberto ha llegado a su fin. Le esperan en una entrega de premios. Nos despedimos de él dándole las gracias por este rato de charla. Y hasta otra.

4 comentarios:

  1. Estupendo y detallado artículo! Has sabido captar fenomenalmente el ambiente y las ideas que se transmitieron. Es un placer leerlo!

    Me gustaron los ejemplos-metáforas que has comentado en Pedro Mansilla y las discusiones que mantenía con Roberto. La cultura de moda, la diferencia entre "diseñador" y "confeccionista de lujo", la diferencia entre una "colección" y un "muestrario de vestidos", el hecho de que el "gusto estético" debe ir asociado de un buen equipo comercial.
    Por último sólo señalar,sin frivolidad, que Roberto reconoció que en CIBELES se hace uno de los mejores casting de chicas modelo del mundo.

    Enhorabuena por el post! Espero que los integrantes del encuentro lo puedan leer.

    ResponderEliminar
  2. Uffff, buen post, te estás convirtiendo en una autentica reportera de moda.
    Entiendo que te llevaste una grabadora, ...

    Parece que no ha defraudado la presentación, a pesar del listón tan alto de la anterior.

    Me llama la atención que se reconozcan ante todo empresarios, y que detrás de ellos tienen un equipo de profesionales importante sin los que no podrían continuar. Se agradece esa sinceridad.

    Es bueno ir conociendo los entresijos de la moda de boca de alguno de sus artífices.

    Gracias por el articulo

    ResponderEliminar
  3. rosario17:03

    Desde luego hay q darte la enhora buena por el mágnifico post q has realizado.
    Eres una autentica reportera.
    Gracias. Me ha gustado mucho

    ResponderEliminar
  4. Esta niña vale!!! menudo reportaje te has marcado, hasta hoy no he podido dedicarle el tiempo que se merece, muy bien escrito y con mucho jugo, me ha gustado la claridad con la que has resumido el encuentro, gracias!

    ResponderEliminar

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.