lunes, septiembre 25, 2006

El legado de Toro

Bella ciudad la de Toro.











Llegar a Toro es adentrarse en la Edad Media y en el románico. Pisar por los lugares que en otro tiempo fueron escenarios de reyes y nobles, batallas y disputas y celebración de Cortes.

Y con motivo del V Centenario de la celebración de las Cortes y de la promulgación de las Leyes de Toro en 1505, la ciudad de Toro acogió durante el pasado 2005 una exposición muy valiosa con el objetivo de divulgar el patrimonio cultural de estas tierras. LEGADOS es el nombre de la exposición. Exposición que dado su éxito y su riqueza se ha prorrogado durante este año 2006 hasta el 12 de noviembre.

Los escenarios de LEGADOS son seis: la Colegiata de Santa María la Mayor, los templos del Santo Sepulcro, San Lorenzo el Real, San Salvador de los Caballeros y San Sebastián de los Caballeros. Y por último y no por ello el menor, el Monasterio de Sancti Spiritus, donde se reúne la mayor parte de las piezas de la colección de un total de 600. Gracias a Tomás por su didáctica e interesante explicación de cada uno de estos lugares destacando el Pórtico de la Majestad, la Virgen de la Mosca, el retablo de San Lorenzo, la Colegiata, los murales de estilo gótico lineal que alberga la iglesia de San Sebastián procedentes del convento de Santa Clara...


Piezas sacras procedentes de Toro y de su Alfoz. Y no sólo las piezas son en muchos casos de una gran riqueza e interés, también lo son los lugares que las acogen. Impresionantes muestras arquitectónicas del románico mudéjar y de un incipiente gótico.

Un lugar muy recomendable para disfrutar tanto de su historia como de su gastronomía, claro está. También hay tiempo para descubrir una encantadora tienda: Flor Centro Turiel en la c/Sol.

Flor Centro Turiel. EscaparateBroche








Un coqueto espacio donde las plantas se mezclan con bolsos, broches, chaquetas, faldas, vestidos...

Si tenéis ocasión, no dudéis en escaparos a Toro y realizar un viaje en el tiempo de 500 años.

7 comentarios:

  1. LAs escapadas a lugares así con tanta historia me encantan. Desde pequeña siempre me gustó la edad media y el arte románico, con tantos símbolos para enseñar a sus gentes analfabetas lo que debia hacer y o más bien lo que le convenñia que hicieran a unos cuantos ... bueno, no me enrrollo más que si continúo no hay quién me pare.
    El visitar lugares así en los que ocurrieron tantas cosas en el pasado es toda una aventura.

    Por cierto, gracias por la sujerencia que te pedí. Ya te contaré al final mi elección.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Estupenda reseña del viaje a Toro!. En verdad es un sitio con encanto y que dá bien para un fin de semana de escapada. Conviene a la vez saborear todo ese arte e historia con el estupendo vino tinto de la tierra, las tapitas y tablas (del Mesón Zamora, por ejemplo) o tomarse un café conversado en el curioso "CARPE DIEM".

    Mis saludos desde aquí a Diego de Deza, Teresa Gil, la familia de los Tomé y a Beatriz de Portugal.

    Dedico tb un brindis por la Oficina de Turismo de Toro, por su buen hacer y su profesionalidad en todo.

    ResponderEliminar
  4. Desde luego me has acabado de convencer para que la próxima vez que vaya a Zamora no deje de parar en Toro. Es algo que tengo pendiente desde hace mucho tiempo, además me gustaría localizar allí a una persona muy especial para mi ;-))
    Bonitas fotos!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Muy bonitas fotos. Me han gustado mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. rosario16:50

    Bonitas fotografias. Me alegro que lo disfrutarais.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Siendo realistas no creo que llegue a tener ocasión de ir a la exposición, pero lo que es Toro y la provincia no lo descarto.
    Un saludo

    ResponderEliminar

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.