lunes, octubre 02, 2006

El túnel y la Maison

El fin de semana comenzó realizando un viaje a través de El túnel que Ernesto Sábato imaginó para Juan Pablo Castel.



Juan Pablo es un hombre ya mayor que vive atormentado por el recuerdo de su único y gran amor. Un amor agitado, preso de los celos y las inseguridades de Juan Pablo. Y es que Juan Pablo se fue a enamorar de una mujer difícil y compleja como era María Iribarne.

Y Juan Pablo quiere confersase y sus confesores somos el público allí convocado. Que le escuchamos y ... le entendemos. Porque, ¿quién que haya amado no ha experimentado entrar en un túnel oscuro sin saber si va a encontrar la luz al otro lado?

Muy recomendable por su puesta en escena y el excelente trabajo de Héctor Alterio así como del resto de actores que le acompañan en esta particular confesión. En el Círculo de Bellas Artes y hasta el 22 de octubre.

Todo un placer regresar a la Maison.











Encuentro con caras amigas: Ariane, Marta y Laura. Las artífices de Miuky, Malas Lenguas y Noodles.

Nos ponemos al día. Cambios, nuevas colecciones, búsqueda de taller, nuevas direcciones de correo, creación de portales,...

Marta ya tiene lista su particular colección para esta temporada otoño-invierno. Gato Nº7. Mucho más barroca y oscura. Pulseras de lana de tamaños imposibles, broches grandes que sirven de tocado, con el gato como motivo presente en todos ellos y con el negro como color predominante.





Ariane está inmersa diseñando nuevas ideas para este Miuky-invierno. Faldas muy pegaditas al cuerpo que acaban en un bonito volante que proporciona el vuelo a las mismas. Encajes y lazos adornan el cuerpo de las faldas. Camisas de manga larga de puños grandes y cuellos altos. Y abrigos cruzados con una interesante tela que imita al tejido de leopardo, tan de moda este año y cuello alto al igual que las camisas. Ese cuello alto que proporciona altura y elegancia. Me encantaron.




Laura sigue creando y creando camisetas Noodles. Y además está poniendo en marcha el portal Noodles, donde podremos encontrar todas sus bonitas y especiales camisetas. Camisetas de manga larga en colores verde militar, negro y gris. Camisetas con detalles que las hacen diferentes y originales. Yo me enamoré de todas y cada una de ellas...


















Fue una delicia recorrer los pasillos de la Maison y descubrir qué había detrás de cada puerta, de cada recodo. Vestidos, complementos y unos fantásticos y espectaculares muebles venidos desde el lejano oriente de la mano de Kurtta.


9 comentarios:

  1. Gracias por dejarme ver parte de lo que me perdí. snifff¡

    ResponderEliminar
  2. La Maison no pude visitarla, pero "El túnel" me encantó, fue una obra que me "atrapó" desde la primera palabra que Hector Alterio empezó a pronunciar... Y luego vuestra compañía y el Wok, fueron el complemento perfecto para una tarde de viernes ;-))
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Interesante y bien ilustrado el post sobre el fin de semana. Estoy deacuerdo con lo de El Túnel: una verdadera confesíón al públicio congregado. Más vistoso que el propio libro.

    La Maisón siempre agradable en sus gentes y en sus ambientes (aunque me echaron bronca (injusta) por hacer alguna foto :-P). Por cierto ¿para cuándo ropa para chicos en ese tipo de eventos?

    Enhorabuena por el vistoso post!

    ResponderEliminar
  4. Qué pedazo de post!!! La verdad es que está muy interesante. Lo de La Maison me da mucha envidia ejejeje

    ResponderEliminar
  5. Gracias por acercanos la Masion, a quienes nos la perdimos:-)

    ResponderEliminar
  6. Que bonitooo..
    Por cierto, me podrás decir el título del libro que te comenté en el anterior post? Se que estoy pesadita...pero esque me encantó la cubierta...y tengo la extraña manía de guiarme por las cubiertas...

    ResponderEliminar
  7. ¡qué de gente haciendo cosas chulas!

    ResponderEliminar
  8. Gretelein. Todo a su tiempo ;) Te adelanto: "La interrupción de todo".

    ResponderEliminar
  9. Tomas16:56

    "¿quién que haya amado no ha experimentado entrar en un túnel oscuro sin saber si va a encontrar la luz al otro lado?"

    Como decía Woody Allen, lo malo de ver la luz al final del túnel, es que puede ser el tren que viene en dirección contraria :-)

    En fin, todo un lujo Hector Alterio (el hijo no le llega ni a la suela d elos zapatos), y sobre todo, la compañia :-)

    Salu2

    ResponderEliminar

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.