viernes, febrero 16, 2007

DIAMANTE DE SANGRE (Blood diamond)

Sierra Leona vive envuelta en una cruda guerra civil. Los guerrillos del FUR tienen atemorizada a la población. Roban a niños a los que ponen un fusil en la mano y a hombres a los que mandan a trabajar a las minas de diamantes.

Archer, es un reconocido mercenario sudafricano. Solomon, un pescador de Mende, un buen padre y cariñoso marido. Dos hombres, un mismo origen y dos caminos muy diferentes. Caminos que van a verse cruzados por el descubrimiento de un fantástico diamante, aunque para cada uno de ellos ese diamante tenga un significado bien distinto: segundas oportunidades y búsqueda de la familia.

Ayudados por una periodista norteamericana, Maddy, que también está buscando su diamante, Archer y Solomon emprenderán un viaje repleto de peligros y aventuras por la Sudáfrica de guerras civiles y corrupción. Hechos que no parecen importar al primer mundo si de enriquecerse estamos hablando.

Diamante de sangre es una película de denuncia. Diamantes conflictivos que se utilizan para financiar la compra de armas y así fomentar las guerras civiles, muerte y destrucción, no sólo en Sudáfrica, en cualquier parte del mundo. Los llamados diamantes de sangre.

Edward Zwick contó con la colaboración del periodista Sorious Samura. Él cual, realizó un documental en 1999 narrando los sucesos que acontecieron en Sierra Leona. Aunque los personajes son ficticos, gracias al apoyo prestado por Samura, se pudo dotar al guión de sentimientos reales: cuándo pasó, cómo pasó y porqué pasó. Además de ayudar con el vestuario y los escenarios y enseñarles aspectos de la cultura de Sierra Leona.

Los actores están muy bien en sus personajes. Sobre los personajes tengo que decir, que en determinados aspectos me parecieron un poco estereotipados y en consecuencias sus reacciones previsibles.

Cámara en mano e imagen digitalizada para conferir a la historia rapidez y verosimilitud en sus escenas de acción. Una película de aventuras con mensaje.


Dirección: Edward Zwick.
País: USA.
Año: 2006.
Duración: 143 min.
Género: Drama, acción.
Interpretación: Leonardo DiCaprio (Danny Archer), Jennifer Connelly (Maddy Bowen), Djimon Hounsou (Solomon Vandy), Michael Sheen (Simmons), Arnold Vosloo (coronel Coetzee), Kagiso Kuypers (Dia Vandy), David Harewood ('Capitán Veneno'), Basil Wallace (Benjamin Kapanay), Jimi Mistry (Nabil), Anthony Coleman (Cordell Brown), Benu Mabhena (Jassie Vandy).
Guión: Charles Leavitt; basado en un argumento de Charles Leavitt y C. Gaby Mitchell.
Producción: Paula Weinstein, Edward Zwick, Marshall Herskovitz, Graham King y Gillian Gorfil.
Música: James Newton Howard.
Fotografía: Eduardo Serra.
Montaje: Steven Rosenblum.
Diseño de producción: Dan Weil.
Vestuario: Ngila Dickson.
Estreno en USA: 8 Diciembre 2006.
Estreno en España: 9 Febrero 2007.

5 comentarios:

  1. si este tema aunque triste es muy interesante. Pareciera que la existencia de Africa sólo nos viene a la mente cuando hay algun concierto o alguien diseña algo inspirado en este continente.

    Has leído "Ébano" de Kapucinski???
    si estas interesada en el tema seguro que este libro te impactará.

    saludos. No se cuantos clicks me llevaron hasta aquí,,, pero que bueno.

    ResponderEliminar
  2. Venía de leer hace poco un reportaje sobre un mercenario sudafricano: "Mad Mike" Hoare. Creo que eso me da un plus a ver esta película más adelante.

    Ciao!

    ResponderEliminar
  3. rosario21:21

    Me ha gustado aunque algunos ratos demasiada acción y estruendo.
    Los actores muy buenos en su papel.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me han dicho que es muy buena...pero que da miedo...y yo ultimamente paso del miedo...que me da mal rollo....así que no se si me atreveré varela :(

    ResponderEliminar
  5. Buena tu crítica. Me ha gustado lo de los actores esteriotipados. Me parece muy sutil la apreciación, porque aunque en el visionado de la pelíucla parecen muy naturales y con evolución, si se reflexiona bien, no dejan de ser estereotipos. Wachy por el dato!.

    Por cierto, Gretelein,... no es de miedo.

    ResponderEliminar

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.