martes, marzo 20, 2007

La magia de los cortos

Como ya anunciábamos hace unos días, la semana pasada tuvo lugar en el Cine Estudio del Círculo de Bellas Artes, la IX Muestra de CORTOMETRAJES de la Comunidad de Madrid.

El listón estaba alto y los cortos vistos lo superaron con nota alta. Cuando se apagaban las luces se disfrutaba y se soñaba. Muchas gracias a todos los directores, guionistas, actores, productores... por vuestro trabajo y por compartir vuestras historias.

Cualquier muestra de cine es interesante por sentir y disfrutar del mundillo cinéfilo. Los directores presentaban los cortos antes de comenzar, a veces junto a guionista, actor o actores, productor. Es una ocasión para oír de sus propias bocas lo que sintieron al realizar el corto o ver lo nerviosos que están que casi no les salen las palabras, salvo a Zoe Berriatúa. ¡Qué torrente de palabras en unos minutos!

El ambiente en la cola es de lo más variopinto. Cámaras, bobinas, proyectos, pruebas, películas... son palabras muy habituales en los diferentes corrillos. También puedes ver a Carmen Alcaide (delgadísima, está claro que la tele engorda), Fele Martínez (¿nadie le dijo que llevaba la cazadora con agujeros y la camisa un tanto vieja?), Jorge Monje y Raúl Arévalo, (unos niños pillos, la verdad, sobre todo Raúl). Y a Juan Diego Botto, que estaba por los alrededores del Círculo de Bellas Artes, después de la manifestación contra la guerra.

La sesión a la que asistí el viernes nos deleitó con 4 estupendos cortos:
  • La reconversión de las gaviotas de Alberto Rodríguez de la Fuente. Una historia asturiana, rodada en esa bella Gijón, en la que se pone de manifiesto lo único que le falta a la ciudad: el trabajo.
  • 24 horas contigo de Cristina Otero. Un corto de sentimientos y nostálgico que muestra las 24 últimas horas de Miguel y Gloria como pareja.
  • Antes y después de besar a María de Ramón Alós Sánchez. La obsesión de Raúl que en el verano de sus 10 años sólo presta atención a su prima María y a conseguir darle un beso.
  • Monstruo de Zoe Berriatúa. Cuenta la historia de un monstruo que es encontrado por Laura en una casa abandonada. El monstruo se convierte en todo un éxito televisivo y en la lámpara maravillosa de hacer dinero para la familia de Laura. ¿Su hija o el monstruo?
El sábado por la tarde, 5 cortos:
  • Elena quiere de Lino Escalera. Elena tiene algo claro en su vida y quiere que su antiguo novio, Tomás, se lo proporcione.
  • Catharsis de Daniel Chamorro. Una bella metáfora sobre las dos Alemanias representada en la relación de un hombre y una mujer que a pesar de sus diferencias y distintas formas de entender la vida, se quieren y pueden estar juntos.
  • Diente por ojo de Elvind Holmboe. Que en la vida uno recoge lo que siembra, es una frase que todos hemos oído y que los personajes de este corto vivirán muy de cerca.
  • Tadeo Jones y el sótano maldito de Enrique Gato. Tadeo Jones, en su camino a convertirse en arqueólogo, descubre un extraño sótano en la casa del vecino. ¿Para que son necesarios tantos animales?
  • Traumatología de Daniel Sánchez Arévalo. Antonio es el mayor de 5 hermanos. Hoy es el día de su boda. Su padre y sus 4 hermanos están a su lado para oírle decir el sí quiero. Pero el corazón de su padre impide que se llegue a esa parte y todos acaban en la sala de espera de traumatología. Las verdades empiezan a aflorar en cada uno de ellos: miedos, traumas, inseguridades será lo que llene las butacas de la sala de espera.
El domingo y dentro de la proyección de Premios Madrid en Corto de la muestra, también pude disfrutar de:
  • Equipajes de Toni Bestard. Un hombre y una mujer en la cinta de las maletas de un aeropuerto cualquiera. Una apuesta. ¿Qué maleta saldrá primero? ¿Apuestas?
  • El pan nuestro de Aitor Merino. Una pareja llega a Quito. Están nerviosos y asustados. Ese viaje les va a cambiar la vida y ya no pueden echarse atrás.
  • Ludoterapia de León Siminiani. Una pareja de 30 y tantos. Sin problemas. Buscando revivir la relación a través de un juego. ¿Juegas?
  • Jazz Song de Jorge González. La música vs la relación de pareja. ¿Quién ganará?
Todas las temáticas de los cortos dejan un poso amargo, de tristeza. Luchas internas, sentimientos a flor de piel, denuncias sociales, reflexiones sobre esta vida tan fría y organizada que llevamos. Expresan dudas, miedos y miserias del ser humano.

Me hubiera gustado más que el corto de Tadeo Jones hubiera ganado los Premios Madrid en Corto. Para mí es superior al de Jazz Song.

Aquí os dejo algunas fotos del viernes por la noche. El sábado los elementos se volvieron contra mí y todos los dispositivos digitales, léase móvil y cámara, se confabularon para apagarse de camino al cine.



Daniel, te puse falta en la presentación de Traumatología. Menos mal que tenías una buena excusa: venías de Málaga de recoger la Biznaga por tu corto. Por otra parte pudimos disfrutar del genial Raúl que con los nervios se adelantó a un felino gato como Enrique. Felicidades y gracias por esa maravillosa historia tan tuya y tan nuestra. Sigue contando historias ya sean largas o cortas porque lo haces muy bien. Tienes esa capacidad de destapar la caja de pandora de nuestros miedos y sentimientos y enfrentarnos a ellos a través de los personajes. Así que sí, me gustó mucho. A ver si nos puedes contar cómo hiciste el plano del espejo en el baño y todos esos reflejos. ¿Dónde estaba la cámara?

¡Ah! Y no quiero olvidar otra sesión especial del domingo: la proyección de los Premios Goya 2003-2007:
  • A ciegas de Salvador Gómez Cuenca. La entrañable relación entre Pluto y Martín.
  • Nana de José Javier Rodríguez. La nana de una madre a su niño pequeño en medio del mar.
  • Diez minutos de Alberto Ruiz Rojo. La llamada más personal a un servicio de atención al cliente.
  • Sueños de Daniel Gúzman. Dos niños, sus travesuras y sus sueños en un día de verano. Desgarrador.
  • Nada que perder de Rafa Russo. No dejes pasar nunca una oportunidad de hacer algo en la vida. No tienes nada que perder pero sí mucho que lamentar.
Buen cine en formato comprimido.

6 comentarios:

  1. A mí el cortometraje siempre me ha parecido un género muy poco apreciado. Y en cambio tiene tanto que ofrecer o más que el largo. El ejercicio de resumir, condensar o comprimir una historia para ser capaz de transmitir una idea, una sensación, comunicar una historia en tan pocos minutos, me parece todo un arte.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por animarte a escribir este post tan currado. La verdad es que es la única reseña que se puede encontrar en la red sobre este festival. Al menos que haya alguien que se acuerde del reconocimiento de estos talentos!.

    Me gusta la reflexión general que haces sobre el leiv motiv de la mayoría de los cortos.

    A tener en cuenta para próximos años. Felicidades por el trabajo.

    ResponderEliminar
  3. rosario14:27

    ¡¡Felicidades x los comentarios que nos haces!
    Creo que tanto los cortos comolas películas tienen siempre elementos de ficción y realidad.A fin de cuentas aquello que registra la cámara no exite hasta el momento que decides filmarlo.Hay situaciones calculadas y momentos pescados de la realidad.

    ResponderEliminar
  4. justo mi hermano está metido en este asunto de los cortos, ha hcho varios, hablaré con él que se ponga en contacto con tu blog, igual si te gusta podrías promocionar y esas cosillas, seguro que te gustará, ganó un concurso en canarias (donde vive el), un saludo¡¡

    ResponderEliminar
  5. Wau, menuda información es un placer leer tu blog, después del rollazo de exámenes! Y por cierto, tú que eres muy buena crítica de cine,qué opinas de la actuación del nuevo Hannibal? Ya me contaras,

    Cuídate ;)

    ResponderEliminar
  6. me encanto tu blog TOCAYA!!! padrisimas cosas!!!!

    Bety :)

    ResponderEliminar

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.