lunes, abril 02, 2007

Encuentro con ...

Antonio Alvarado
Museo del Traje, 28 de marzo

La pasada semana el Museo del Traje invitó a Antonio Alvarado para que pudiéramos conocer sus impresiones sobre el mundo de la moda. Junto a él y presentando el acto, Carmen Pérez (subdirectora del Museo del Traje), Silvia Alexandrowitch (periodista) y Amalia Descalzo (Doctora en Historia del Arte y especialista en Indumentaria Histórica en el Museo del Traje, perteneciendo al Comité Científico del mismo y a su Consejo Asesor).

Carmen cede la palabra a Amalia. Alicantino, un gran observador y en constante búsqueda de libertad, así comienza definiendo a Antonio Alvarado. Desde los 8 años ya tenía muy claro a qué quería dedicarse. Con 18 años comienza a trabajar como escaparatista, lo que le aportará una gran experiencia. A los 19 años se casa con Pepa y se instalan en Granada. Se matricula en la Escuela de Trabajos y Oficios, alternando los estudios con el escaparatismo.

Su aparición en el mundo de la moda es como empresario, no como diseñador. Luego monta su propia tienda en Granada con productos de punto y ganchillo. En los 80's se instala en Madrid.

Alvarado es parte de la Pasarela Cibeles desde su primera edición, realizada en el año 1984 en la Plaza de Colón de Madrid. Formó también parte de la movida madrileña, en contacto directo con la música y el cine. Ha vestido muchas de las películas de Pedro Almodóvar.

En 1996 se instala en Barcelona y trabaja con su amigo Antonio Miró viviendo una etapa muy gratificante. En 1999 es nombrado Presidente de ModaFAD y hasta junio de 2003 dirige esta asociación con gran entusiasmo, logrando por parte de las instituciones públicas de Cataluña el apoyo a estas iniciativas y defendiendo los derechos de los diseñadores emergentes.

Realiza colaboraciones con la prensa y desde 2002 escribe regularmente en la revista Vanidad. Para la campaña de Freixenet realiza parte del vestuario de Demi Moore.

28 años en la profesión, es definido por una periodista como un alquimista de la moda y lo demuestra mezclando prendas que son varias y una a la vez. Su color preferido es el rojo y los tejidos ligeros. Su mayor triunfo, no repetir colecciones.

Posee una gran vinculación con el mundo del arte y colecciona obras de artistas que luego han diseñado estampados para sus diseños.

Le gusta la cocina mediterránea, a la que dedica tiempo en compañía de sus amigos.

Silvia Alexandrovich es una vieja amiga de Antonio. Se conocieron en Barcelona. Silvia ha escrito una lista con las cosas que caracterizan a Antonio Alvarado. Lee:
  • Amante y defensor de la sastería clásica.
  • Doble sentido a los tejidos, darle la vuelta a los tejidos.
  • Cambiar el sentido de los patrones.

  • Ironiza utilizando emblemas cotidianos o sellos de marcas. Antonio cuenta que compraba a sus amigos que trabajaban en correos los sacos para utilizarlos en sus diseños. Y otra amiga robaba los rollos de toalla de los baños para sus colecciones. Algunos de esos rollos estaban muy bien y otros muy mal, pero se apañaban para hacer cosas con ellos. No había otra cosa.
El padre de un amigo, sigue contando Antonio, trabajaba como camarero en el hotel Palace. Iban a cambiar la mantelería de hilo que llevaba una rayas en función de si se comía carne o pescado. Con aquellos manteles hicieron una colección que presentaron en Rockola, con cierres de maleta que eran más baratos que los botones.

Silvia continúa enumerando:
  • Provocación
  • Estética entre el kitch y el pop.
  • Narcisista. En mis colecciones no presento a una mujer desnuda, pero si me gusta siluetear a una mujer, apunta Antonio.
  • Multidisciplinar
  • Hiperactivo. No sabe estar parado. Si me dedicase sólo a la moda me moriría de aburrimiento. Hago muchas cosas porque no tengo miedo a nada.
  • Estética y espiritualmente almodovariano. Antonio Alvarado ha diseñado vestuario para 7 películas del director. Antonio comenta que más que almodovariano, Pedro tiene mucho de todos ellos (diseñadores de la movida).
  • Buen mezclador de mercado y tendencias
  • Buen relaciones públicas. No, no, dice Antonio. Yo soy arisco. Cuando conozco, sí, pero no al principio.
  • Y fundador y presidente de ADÑ. Antonio es un importante representante de los diseñadores más jóvenes.
Amalia le pregunta sobre la primera falda para hombre, cómo surgió la idea. Antonio cuenta. Le pidieron una colaboración para el programa de televisión La bola de cristal. 3 programas, vestuario de los personajes e impartir cursos para chicos de entre 16 y 17 años, contándoles cómo hacerse la ropa. En uno de los programas hicieron un vestido con un mantel y los mejillones fueron los pendientes. En otro programa hizo para un chico una chaqueta y una falda. En la primera pasarela vistió a las mujeres con la colección para hombre, no había otra forma de enseñarla.

Amalia le sigue preguntando. ¿Cómo es el vestido delantal? No lleva costuras, salvo en el bajo y un ojal con parte del tejido, comenta Antonio. La parte de arriba es acolchada. Sale en varios de sus desfiles.

De los zapatos, ¿controlas todo el proceso creativo?, pregunta Amalia. Mi familia se dedicaba a los zapatos, responde Antonio, así que me resulta conocido. Realizó todos los zapatos que salen en la película Mujeres al borde de un ataque de nervios.

Lo único que no he hecho ha sido ropa de niño, dice Antonio. Sólo un traje con el que salió su hijo en un desfile y que una señora le encargó para un niño que iba a hacer la comunión.

La conversación nos lleva a su colección Tacón amargo. Una colección de la movida. El nombre viene de un guión de Pedro Almodovar que no llegó a rodarse. Antonio comienza a contarnos de qué iba la historia. Las actrices iban a ser Chus Lampreave, Victoria Abril y Ángela Molina, que hacían de tres hermanas. Chus era corresponsal de guerra. Victoria, una antigua bailarina de flamenco que había tenido un accidente y tuvieron que amputarle una pierna. Se hacía hacer patas de palo con el zapato de tacón que iba a llevar. Y Ángela trabaja en un bar de carretera. Vivían de ese bar, llamado Narizone y que habían heradado de sus padres. Este bar estaba cerca de un cuartel militar. Chus quería ir al cuartel para dar instrucción a los soldados... Antonio comienza a reirse, recordando la historia y no puede parar ni terminar de contárnosla, ahora que se estaba poniendo interesente. Entre risas consigue decir que Chus reconocía a Victoria cuando llegaba a casa por el sonido de su tacón de su pata de palo, un tacón amargo.

La película no llegó a hacerse. Salía muy cara con esas tres actrices.

La conversación gira al mercado americano y los grandes holdings. Hay muchas puertas que se están cerrando a la gente que quiere empezar y no quiere entrar en esos holdings. Lacroix con una sola colección se comió el mundo. Colección que hizo para Dior. Cuando vieron la colección antes de que saliera a la pasarela, le dijeron que pusiera su nombre en las etiquetas. Y luego entrar en el holding fue lo mejor que le pudo pasar.

Sólo el 1% de lo que sale en nuestras publicaciones es producto español. No hay apenas seguimiento periodístico a la moda española. Seguimos teniendo un complejo de inferioridad. Al director le dan una lista con la ropa que tiene que salir en la revista. Los desfiles de París, Italia están arropados por dinero que no es público, no como aquí. La prensa española se porta muy mal con la moda española. Para reportajes, los estilistas esperan para que llegue un diseño de Galliano, pero no por un diseño español. Te piden 20 y de hoy para mañana. La prensa y la industria tienen que cambiar a la par.

En Italia no se hace nada. Sólo el acabado. No hay seda italiana. Y aquí la industria no ha sabido evolucionar. Aunque para qué quiere evolucionar, se pregunta Antonio, si la prensa no apoya.

Desde ADÑ hay un plan. La asociación se creó con la misión de hacer ferias internacionales, sobre todo. Para llevar a cabo acciones que individualmente no se puden realizar. Son un pequeño holding.

Durante la conferencia nos acompañan dos trajes de la colección de Tacón amargo de 1986-87. Un traje de mujer y otro de hombre. Esta colección es un homenaje a España. Trabajaron con distintos estampados y colores. El de mujer lleva en la espalda un mapa bordado y en el de hombre un tacón con escamas. Hechos con lana fría.

Antonio se pone triste. No hay nada de esta colección. El video se perdió.

Amalia le pregunta quién es su referente. Admiro a la persona y su profesión hasta el punto que me sirve para algo, luego nada, dice Antonio. Por mi vida han pasado varios. De Balenciaga, la sastería y cómo desarrolla los volúmenes. De Chanel las chaquetas y cómo convertir la ropa de mujer en una ropa práctica. Ni Armani ni Adolfo Domínguez le gustaron. Es aburrido llevar un Armani.

Los actores y actrices visten como el culo, sentencia. Sin estilista nunca van acertados. Todo se les quedó en los personajes, el gusto propio lo perdieron en aquellos.

Habla de su amiga Sybilla. Una genialidad que duró 10 años. Se agotó rápido. Comenta que hace más de 10 años que no hablan de trabajo, hablan de yoga, el tiempo libre. No está siendo fácil prolongar todo aquello.

Se abre el turno de preguntas. ¿Cómo podemos encontrar los jóvenes diseñadores la industria con el cierre de tantas fábricas? Antonio responde. No creemos en las cooperativas, en las cosas para compartir. Tenemos que fabricar pero como se hace en Italia. Y ésto debe resolverse desde el Gobierno. España acabará convirtiéndose en un país de servicios, no de mano de obra. España no quiere invertir en maquinaria.

Antonio también reflexiona sobre el mensaje que se está dando desde las escuelas. Se está diciendo a los estudiantes cuando salen que ya son diseñadores. Se necesita practicar unos cuantos años para encontrar tu propia identidad. Hay mucha prisa en querer tener tu nombre en una etiqueta. Todos esos mensajes de las escuelas de moda dan falsas expectativas y llevan a desengaños.

La frase: dejaré la moda cuando me aburra. Eso sí, seguiré trabajando en el mundo de la moda.

6 comentarios:

  1. La verdad es que no dejan de sorprenderme este tipo de post de "Encuentro con...". Ya no sólo es que lo narres como si se estuviera allí al leerlo (de hecho yo que tb estuve me he enterado de alguna cosa de la que no me enteré en directo) sino que además, entresacas las buenas ideas filosóficas y prácticas que el protagonista quiere transmitir. Enhorabuena! Ojalá sea leído por los organizadores del acto. Seguro que les gusta tanto como a todos nosotros.

    ResponderEliminar
  2. Wauu, muchas gracias por contarnos todo esto! Me gusta bastante Antonio, su modo de ver la moda y tal! Felices fiestas,

    Besos

    ResponderEliminar
  3. fafi12:03

    Que bueno! me lo perdí finalmente por cuestiones de trabajo, y me kedé con las ganas de ir.

    THANKS

    ResponderEliminar
  4. Un 10!!!!!! Graciasssssssssssss

    ResponderEliminar
  5. Anónimo22:57

    te recomiendo leer esto:
    http://archivo.greenpeace.org/toxicos/informes/GuiaSinToxicos.pdf

    ResponderEliminar

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.