lunes, noviembre 26, 2007

Un vestido, dos vivencias

No es extraño pensar que el vestido de novia es el traje más importante de las mujeres. Se cuidan al máximo todos los detalles: ese día la novia quiere ser la más guapa y transmitir la felicidad y amor que se siente.

Luego, el vestido, se lleva o no a la tintorería y se guarda. Algunos tienen la suerte de salir y proporcionar luz a otra mujer. Ahora, gracias a Concha Mayordomo, los vestidos de novia tienen una segunda oportunidad para salir y ser recordados.
Concha, licenciada hace 2 años en Bellas Artes, ha concebido un proyecto original e inédito: el vestido de novia como material en la realidad pictórica. Y el resultado es sensacional.

En el Museo del Traje podemos disfrutar de vestidos de novia convertidos en cuadros y simbolizando a las diferentes novias, porque un vestido de novia dice mucho de la mujer que lo llevó, tiene mil y una lecturas. Y así tenemos a la novia vendida, a la novia cosmopolita, a la novia gitana, a la novia y el espejo, a la novia en el jardín, a la novia y la escena, a la novia generosa, a la novia abandonada, a la novia del tiempo y del infinito, a la novia de la noche, a la novia del atelier, a la novia de pasarela, a la novia atrapada, a la novia con el pelo alborotado, a la novia mariposa, a la novia invisible, a la novia del mar, a la hija de la novia...

Vestidos que proceden de donaciones de importantes talleres de costura o de donaciones privadas. Muchas mujeres, conocidas o no de Concha, decidieron prestar su vestido al conocer el proyecto. Concha está muy agradecida por el apoyo mostrado a su proyecto, confiaron en mí sin conocerme.

Los sábados a las 12 y previa inscripción gratuita, se puede disfrutar de una visita guiada a la exposición conducida por la propia Concha. Os recomiendo que aprovechéis la oportunidad de escuchar, de manos de la propia autora, lo que significa este proyecto, un proyecto muy bonito en el que Concha se ha implicado muchísimo y que será un proyecto para toda la vida.

¡Felicidades Concha!

Un vestido, dos vivencias
Museo del Traje
17 de octubre 2007 - 27 de enero 2008
Visitas guiadas gratuitas sábados 12:00h. Inscripción en 915504708.

8 comentarios:

  1. Me parece un proyecto muy interesante, distinto. ¡Vaya forma de "analizar" a las novias! Además una visita guiada por la propia autora, no es para perdérsela. "Un vestido, dos vivencias", me gusta.

    ResponderEliminar
  2. un buen proyecto,a la par de interesante...me encantaría ir a una visita guiada por la mismísima concha.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. no se si le donaría mi traje... con lo que me costó decidir el diseño con la modista... ufff...

    ResponderEliminar
  4. La verdad que la iniciativa es preciosa, la verdad que tienes el vestido de novia guardado y si tienes la oportunidad que vuelva a salir, es un orgullo. Besos.

    ResponderEliminar
  5. No hay nada como una segunda oportunidad para un vesido tan importante!

    ResponderEliminar
  6. Una pregunta.. los trajes no sufren ningún daño??? digo, me parece bonita la tradición de pasarlos de madre a hija :)

    pero la iniciativa es muy interesante!

    ResponderEliminar
  7. Muy bonito ha quedado el post. Felicidades! Y en verdad mereció la pena madrugar un poco el sábado para estar a las 12h en el Museo del Traje y poder admirar la exposición explicada por la propia autora. ¡Un lujo!.

    ResponderEliminar

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.