jueves, julio 31, 2008

LOS CRONOCRÍMENES

Héctor llega a casa después de un día de trabajo. Dormir, descansar y relajarse. Parece sencillo. Sin embargo, se verá envuelto en una serie de acontecimientos con varios protagonistas y uno solo al mismo tiempo: hay varios Héctor conviviendo en el mismo espacio temporal.

Nacho Vigalondo se estrena en el largometraje con estos cronocrímenes. Hay mucha influencia de sus cortos. Los personajes sólo interesan para desarrollar una historia, su pasado, lo que son, no importa. La historia, aunque ya repetida en otros films de espacios y tiempos, está llevada a cabo de forma muy original.

Tiene que haber sido bien complicada de montar y de rodar. Para que todas las escenas vayan cuadrando en el tiempo y no haya fallos de script, puesto que hay escenas que se repiten bajo diferentes puntos de vista: Héctor 1, Héctor 2,...

Y aunque a veces podamos observar detalles un tanto infatiles, amenazas a punta de tijera, lo importante es el fin y no el medio. A lo grande.

Es de esas películas en las que estás con los 5 sentidos a tope y con las neuronas funcionando sin descanso. Se sale cansado pero con la certeza de haber visto algo distinto, diferente.

Dirección y guión: Nacho Vigalondo.
País: España.
Año: 2007.
Duración: 90 min.
Género: Thriller, fantástico.
Interpretación: Karra Elejalde (Héctor), Bárbara Goenaga (chica), Nacho Vigalondo (chico), Candela Fernández (Clara).
Producción: Esteban Ibarretxe, Javier Ibarretxe y Eduardo Carneros.
Música: Chucky Namanera.
Fotografía: Flavio Labiano.
Montaje: José Luis Romeu.
Dirección artística: José Luis Arrizabalaga y Arturo García.
Vestuario: Estíbaliz Markiegi.
Estreno en España: 27 Junio 2008.

6 comentarios:

  1. hay un cuento de bioy casares, la trama celeste, que se basa en esta misma idea de realidades paralelas, y yo a veces temo que sea una idea real, que sea algo que de verdad pasa, que haya otro santiago haciendo de las suyas y haciendo creer que soy yo (de hecho en internet literalmente me ha sucedido lo de ser suplantado de mala fe)

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Habrá que verla, al menos es diferente.

    ResponderEliminar
  3. Habra que estar atento y ver como es, que sorpresas tienes.. tiene buena pinta...

    ResponderEliminar
  4. Hola Guapa!!

    Tengo que leer tu blog desde hace un par de días, no me pienso perder una letra!! Ahora estoy haciendo unas haditas (que a la gente le encantó la tuya y se animaron!!)
    Así que aunque no este por aquí escribiendote, tengo mono de tus reportajes!!

    Ah! te voy a nombrar mentora de honor, porque sin tus comentarios, tu reportaje.... creo que este sueño no habría sido posible!!

    Ya estoy pensando en algo...

    Besito con cariño:))

    ResponderEliminar
  5. Nacho Vigalondo es un ser irrepetible, que sin ínfulas (no como otros)trabaja como una hormiguita y gracias a ese toque de genialidad con el que Dios le ha dotado ha conseguido ser conocido y reconocido por la industria cinematográfica americana desde su primer corto. A mi me encanta y le deseo todo el éxito del mundo. Tienes razón Beatriz la pelicula es diferente y hay que verla, por cierto que los USA ya han comprado los derechos.

    ResponderEliminar
  6. Tenía yo ganas de ir a ver la película y, para mi sorpresa, he de confesar que para mí... no aprueba.

    Me parece una muy buena idea... mal llevada a la práctica. El trabajo actoral me parece bastante decepcionante (a excepción de Karra Elejalde), y el guión tiene puntos en que uno tiene un poco que hacer la vista gorda.

    Había, de hecho, poquísima gente en el cine. E incluso dos que estaban detrás de mí se pusieron abiertamente a "partirse" y a hacer comentarios coñeros por lo mala que les parecía la película (aquí también ya es pasarse, así que hubo que proceder a aplicar una efectiva mirada fulminante del tipo "si tanto te molesta marchate a tu casa y deja de tocar las narices, coma, so capullo".

    Pero en fin. Ese es mi veredicto. Qué le vamos a hacer.

    ResponderEliminar

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.