jueves, noviembre 27, 2008

Olivia, jabones de cuidado

Un buen día llegó a mi buzón un mail de esos que gustan: Olivia. Jabones de cuidado. Jabones artesanales, totalmente caseros, con el perfume de los mejores aceites esenciales y perfectos para hidratar nuestra piel.

Olivia tenía pinta de cambiar mi rutinaria ducha por algo más sugerente y placentero.

Tenía curiosidad y quería conocerla, el poder de sus jabones y lo que había detrás. Y no me ha defraudado.

Jesús vive León y es un apasionado de la agricultura ecológica y el medio ambiente. Jesús conoce a Alberto a través de amigos comunes. Alberto es un mago de la aromaterapía. Y las conversaciones comienzan a fluir entre ellos.

Alberto, que es argentino, tiene una empresa de productos químicos, aunque nunca dejó de lado su afición por la alquimia: esencias y perfumes siempre con él. Siempre con él también Paula. Cuando iba al pueblecito de León, padre e hija hablaban de ideas para jabones.

A este grupillo se unió Laura, criada en una farmacia y dispuesta a seguir con la tradición familiar. Estudia farmacia en Salamanca. Emprendedora y exigente, es la que da el visto bueno a los jabones.

Y de las conversaciones se pasó a la acción: la creación de los jabones. Guiado por Alberto, Jesús no quitaba ojo en el proceso. Trabajaban en el laboratorio de Alberto, con el mejor material, higiene y haciendo todo a mano, con productos ecológicos y de la propia huerta de cada uno.

Entre sus planes estaba abrir un blog, crear y registrar una pequeña marca, cuidar el packaging de los jabones,... Montar un negocio serio. Alberto comenzó registrando la marca, tenían su laboratorio en Hospital de Órbigo,... Pero la vida impuso sus reglas y Alberto les dejó un día del pasado septiembre...

Jesús y Paula se reunieron. Todos los planes que habíamos llevado a cabo debíamos hacerlos realidad en honor a la persona que nos unió a todos, además el jabón estaba recién hecho y tenemos material, las fórmulas de Alberto, las mejores esencias que él escogió,..., todo (Jesús)

Así que Paula, que estudió publicidad, acabó el trabajo que había empezado con su padre: los nombres de los jabones, las palabras, el blog,... Jesús se encarga de guardarlo todo, de seguir en León con el taller, ahora buscando un sitio nuevo, si todo va bien, para seguir haciendo jabones.

En total tienen más de 70 fórmulas de jabones. Alberto y yo trabajamos en este proyecto más de 3 años, así que han dado para mucho.

Y ¿por qué Olivia? Nos lo cuenta Paula. En un principio iba a ser Myxoap, nombre que, de hecho, registró Alberto. Pero, como esto iba a ser empezar casi de nuevo y ya sin mi padre y con todo lo que había pasado decidí cambiarlo y enfocarlo más dulce. Myxoap venía con colores más chillones y más tunning. La madre de Alberto, Carlota, era una mujer muy coqueta, de estas de labios rojos siempre, arregladísima y muy guapa. Paula no llegó a conocerla, pero hará cosas de un año o así, Alberto trajo de Argentina un bolso de Carlota tal y como ella lo había dejado: un peine, un pintalabios, un pañuelo, un par de tickets, un carnet del club de Gallegos en Argentina,..., y una agenda. En la agenda una dirección, Salón Olivia. Paula dio por hecho que se trataba de un salón de belleza y además todos los jabones tiene base de aceite de oliva, así que, Olivia era el nombre perfecto.

El nombre de los jabones fue fruto del trabajo de Alberto y Paula. Así que en ese aspecto estoy como más tranquila por que tengo la aprobación de él y ahora que le echamos tanto de menos pues es una suerte haberlo hecho mano a mano con él. Sobre el packaging, Paula nos cuenta que ha intentado que fuese lo más corporativo posible respetando los colores blanco, lila y azul bebé. Quería reflejar que se trata de un producto artesanal y hecho a mano: envueltos a mano, el detalle del lacre, las ilustraciones pintadas a lápiz, que se las encargó mi padre a mi hermana hace 2 años,...

El logo quiere ser en palabras de Paula, la cara de una chica con su toalla envuelta en la cabeza, pero que no fuese muy evidente. Algunos amigos han dicho que ven un espejo, una chica con tocado, o incluso una aceituna bailando sevillanas. Cualquiera de las visiones que salieron me encantó y creo que le van muy bien.

Y esta es la historia de Olivia. Jesús se encarga de la fabricación, con las indicaciones de Laura y la creatividad de Paula y sin perder de vista las fórmulas y apuntes de Alberto. Los empaquetan entre la casa de Jesús en León y la de Paula en Barcelona.

Seguro que ya estáis deseando disfrutar de los jabones Olivia, yo también.



31 comentarios:

  1. Bueno... bueno... bueno... si ya con solo probar su jabón me había hecho adicta a ellos. Despues de conocer la preciosa historia y la dedicación que esta detrás de todo esto, sin duda mi más sincera enhorabuena por un trabajo perfectamente hecho.

    Gracias Beatriz por descubrirnos lo que hay detrás.

    Besitosss

    ResponderEliminar
  2. estas son las cosas que merecen la pena....conocer lo que hay detrás, yo soy usuaria de jabones, tomo cuidada nota y gracias por transmitirnos tanta pasión.

    Que bonito el embalaje, y los jabones tienen muy buena pinta, ya nos contarás.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Fui una de las afortunadas en recibir uno de los 50 jabones que Olivia regalo para inagurar su blog. Cuando abri el paquete el olor que salio de él ya me hizo sentirme bien. La presentación además es fantástica. Después de leer toda la historia que hay tras sus jabones he alucinado aún más...Así que reiterarles mi mayor enhorabuena. Estoy segura que con su buen hacer van a tener mucho exito.

    ResponderEliminar
  4. Si por lo que veo son una marabilla

    ResponderEliminar
  5. Yo tb soy la afortunada propietaria de un kit de relax "olivia", son una pasada, verdad? Y el packaging es INCREÍBLE!
    Si ya estaba cautivada por Olivia, al leer toda la historia tan bien como nos la cuentas, todo me gusta mucho más.
    Gracias a ti y a "Olivia" por hacernos la vida más llevadera.
    UN BESAZO!!!
    =)

    ResponderEliminar
  6. Jolin pues menuda pinta que tienen ¡¡son ideales!! habrá que apuntar como posile regalo de navidad.
    Un besote

    ResponderEliminar
  7. Qué buena pinta tienen....qué delicia! la verdad es que dan ganas de hacerse con todos ellos..y más ahora sabiendo su historia.

    ResponderEliminar
  8. Qué bien está contada la historia. Nos has cautivado. Y con ella, Olivia tiene mucho más sentido y gragancias a querencias, a sentimientos. La presencia y esencia de Alberto sigue presente en este proyecto. Enhorabuena por esos cuidadosos jabones, que son todo un regalo, como la historia en sí. Bs

    ResponderEliminar
  9. Que bonita la historia.
    Que bonito q los hagan en hospital del órbigo
    Llego a casa todos los días esperando q ya estén en el buzón, esperaré un poco más

    ResponderEliminar
  10. Encantada de leer vuestra historia, chicos.
    :)

    Y tú, Bea, has hecho un reportaje precioso. Yo recibí ayer mi SOS sálviame y estoy encantada, ¡y la presentación preciosa!
    Sin duda me haré pronto con más jabones Olivia...

    ResponderEliminar
  11. Me muero de ganas de probar los jabones. De los componentes del equipo sólo "conozco" a Paula, y es un verdadero encanto. Ahora cuando abra mi paquete pensaré en todos, los presentes y los ausentes, y será aún más emocionante.

    ResponderEliminar
  12. que buena pinta tienen esos jabones... los empaquetados son preciosos...

    ResponderEliminar
  13. joo que bonit ala historia seguro que los jabones tienen que ser una delicia, habrá que probarlos!

    besos

    Ana

    ResponderEliminar
  14. ay que post más limpito y olorosa te ha salido

    ResponderEliminar
  15. Pero qué historia tan bonita!!
    La historia hace honor a sus jabones, preciosidades en miniatura llenas de sentimientos. Con un equipo tan fantástico el éxito está asegurado!!

    ResponderEliminar
  16. Esto me ha encantado. Me voy a tener que hacer con un kit de estos. Bonito reportaje. Besos!!!

    ResponderEliminar
  17. jo Bea, muchas gracias, nos hemos emocionado un monton...muchísimas gracias de verdad. Leerlo todo como escribes lo hace mucho más fácil y tu sabes que para nosotros era algo complicadísimo. Nos hemos quedado sin palabras de verdad y te mandamos todos un beso enorme, seguro que alguien que sabemos está super orgulloso.
    Muchas gracias de verdad.
    Gracias por hacernos de madrina
    y gracias por tus palabras
    y gracias por cada comentario que nos haces y gracias...
    y gracias.... ;)

    ResponderEliminar
  18. Yo soy una de las afortunadas que tiene una muestra y espero poder probarla en breve, el embalaje, el olor, es una maravilla!

    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Je je, ese chocorgasm...ummmmmm

    ResponderEliminar
  20. Son una delicia verdad?... tengo la suerte de tener un pedacito de cielo en mi casa... con olor a naranja y cítricos... es una pasada. Olivia tiene muy buenas ideas y hace jabones estupendos.
    Y este reportaje es genial.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Moría de curiosidad por saber quien era Olivia y que tenía que ver con nuestra querida Paula.
    Gracias por contarlo así de bonito.
    un beso
    Hoy recojo mi trozo del bolso de Carlota de correos. No puedo esperar!

    ResponderEliminar
  22. Precioso reportaje, voy a hacer mi pedido ya, creo que me encantará.Gracias Bea por descubrirmelo.

    :)

    ResponderEliminar
  23. Que historia tan tan bonita!!! Me encanta todo. El packaging, el logo....
    Gracias por habernos acercado mas a esta firma que tiene pinta de llegar muy lejos porque se ve que cuidan con esmero todo el producto.

    Me pasare a visitarles.

    Un beso enorme
    Bea

    ResponderEliminar
  24. Beatriz, me encanta tu blog. Hablas en él de muchas cosas interesantes ¡Estoy enganchada! Y eso que hace poco menos de un mes que empecé con esto de los blogs...
    Un beso, y sigue así.

    ResponderEliminar
  25. Gracias por descubrirnos la historia de Olivia. Yo ya le he pedido tres jabones, que ya me han llegado con regalito!
    Besitos

    ResponderEliminar
  26. esto es un magnífico regalo de Navidad!!!!

    ResponderEliminar
  27. Oi, adorei teu blog, se tiveres interesse em trocar links, me manda um email ou deixe uma mensagem no meu blog sobre artesanato em geral http://agulhaetricot.blogspot.com/,visite-me,atenciosamente

    ResponderEliminar
  28. Cuando estoy en una tienda de jabones artesanales entro en una especie de éxtasis de olor y hay que sacarme de ahí a rastras!

    Estos no los puedo oler, pero su presentación dice ya mucho

    ResponderEliminar
  29. Wowwwww... con lo que me gusta a mi esto...
    Besotes

    ResponderEliminar
  30. tienen una pinta estupenda, nosotras les hemos decubierto ahce poco..
    que guay!

    ResponderEliminar
  31. sonimina23:36

    Bueno, gracias a los "Reyes Magos" de este año, he empezado a usar los jabones Olivia, he de decir que vienen tan bonitos que da pena usarlos, pero como también es una pena no disfrutar de sus beneficios, me he animado a usarlos.
    Muchas gracias por este descubrimiento y animaros a usarlos, las cosas naturales siempre son mejores.

    ResponderEliminar

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.