jueves, julio 21, 2011

La apelación

Bowmore ha sido y es víctima de los vertidos químicos en el agua de la empresa Krane Chemical. Al menos es lo que piensan los vecinos de Bowmore y el bufete de abogados Payton & Payton. Mary Grace y Wes han llevado a cabo el litigio más importante de su vida, Jeannette contra Krane Chemical por la muerte de su marido y su hijo. El jurado falla a su favor con una indemnización por daños punitivos astronómica. La empresa apela al Tribunal Supremo pero asegurándose de tener a su favor al juez del distrito sur de Mississippi.

La apelación es un relato de David frente a Goliath, aunque no con igual resultado, lo cual es de agradecer, no todo tiene que salir bien en las novelas.

Como todas las novelas de Grisham atrapan y entretienen de principio a fin, aunque su literatura no sea de lo mejor. Algunos temas relacionados con la política, los métodos de elección de los jueces en los distintos estados, la financiación, etc, son un tanto lejanos para nosotros, pero, como la mayoría de los datos son ficticios, pues como tal hay que tratarlos. Tampoco es cuestión de hacernos unos expertos en el Tribunal Supremo del estado de Mississippi.

También es una historia con lectura. ¿El dinero lo puede todo? ¿Está por encima de la familia, los sentimientos, el amor? Pues realmente, después de leer La apelación, la respuesta es sí. Con dinero, todo es posible, no importa nada más.

Triste. Pero esto sí que es muy real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.