jueves, septiembre 15, 2011

Mi vestido palestino

Covadonga González-Pola y Mi Vestido Palestino.


Covadonga es ambientóloga pero desde pequeña se interesaba por la confección de moda. A los 13 años les pedí a los Reyes Magos una máquina de coser, y desde entonces ha sido una fuente constante para mí de creación de ropa que no podía encontrar en las tiendas, confección de vestidos cada vez que tenía una boda, regalos para los cumples de las amigas, etc. En momentos puntuales Covadonga vendió algunas de sus creaciones, sobre todo bolsos. Una vez que descubres la costura observas las cosas de otra manera, ves un patrón y piensas qué tela emplearías, o al contrario: ves una tela e imaginas la forma que te gustaría darle.

Mi Vestido Palestino surge a finales del invierno del año pasado, 2010. A Covadona le gustan estos pañuelos, y un día, cuando ya asomaban los primeros rayos de sol de la primaver, se dio cuenta de que solo iba a pasar color con su bufanda palestina en amarillo y negro. Ya no iba a poder ponérsela hasta el próximo invierno. Tenía ganas, no sé por qué, especialmente ese día, de llevar esa combinación, ese estampado. Así que pensé en utilizar la tela de los pañuelos para confeccionar un vestido. Lo siguiente fue hacer un primer prototipo con dos pañuelos y enseñárselo a la gente. Y fue un éxito.


Su idea es poder trasladar este estampado a cualquier prenda y además, asegurando que la prenda sienta bien. Por eso, nos estamos especializando en hacer tallas adaptables. Una misma prenda sirve y sienta bien desde la talla 36 hasta la 42, y se adapta a todo tipo de siluetas.

En la colección de primavera/verano 2011 encontramos vestidos largos adaptables, tanto en talla (36-42) como en estatura, además de algunos complementos como diademas y tocados en un look romántico o incluso más gótico, y también bandas para el pelo para las que quieran darle un aire más playero o hippie.




Se trabaja con pañuelos palestinos de la India, hechos en tejido 100% algodón. Ahora mismo podemos encontrar pañuelos palestinos de diferentes calidades en el mercado: los de China y los de la India. Los de la India son de mejor calidad, fabricados artesanalmente y con una mayor consistencia. Hemos elegido éstos para darle la mejor calidad al producto. 

Por ahora ha realizado principalmente dos colecciones: la de primavera verano, que se está comercializando a través del blog y de la página de facebook de Mi Vestido Palestino. Además cuentan con varios puntos de venta, la mayoría en Madrid. La segunda colección saldrá en otoño y tendrá prendas más adaptadas a esa época del año, principalmente con faldas y minivestidos muy a propósito para salir de noche. También están desarrollando algunos complementos.



Estamos creando un proyecto de futuro que avanza lentamente pero que está teniendo muy buena acogida, está gustando mucho, nos dice Covadonga. Emplear este material en confección de moda es una idea nueva y original. Tenemos en mente muy diferentes maneras de reinventar el pañuelo palestino y conseguir así que cada persona pueda imprimirle su propio carácter, cosa que a mi entender, comenzó cuando comenzaron a fabricarse estos pañuelos en diferentes colores. De hecho, en la actualidad, existen 75 combinaciones diferentes de este  pañuelo.

Para finalizar le preguntamos a Covadonga por su pieza favorita.

El vestido largo en morado y negro porque es el primer prototipo que confeccioné, y el que recibió todos los elogios el día que me arriesgué a “presentarlo en sociedad” en una fiesta. Aunque tengo bastante cariño a otro en tonos verdes porque un día salí con él por la noche y me pararon en dos lugares distintos para preguntarme dónde me lo había comprado.



2 comentarios:

  1. A mí también me gustó mucho la colección

    ResponderEliminar

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.