miércoles, diciembre 28, 2011

Fin

Hugo recibe una extraña llamada, Nieves, una de las integrantes de su pandilla, se pone en contacto con él después de 15 años. ¿El motivo? Revivir un fin de semana en el refugio, viendo las estrellas, como hace 15 años, con toda la pandilla de nuevo. A todos les resulta extraño, pero Nieves está tan decidida y ella se encarga de todo, así que allí se verán, todos, menos uno, Andrés, el Profeta. Y eso que a Nieves le aseguró que vendría. La noche se despeja y todos contemplan las estrellas. El buen rollo se ve empañado por una discusión. Y cuando la tensión se masca en el ambiente, la luz se apaga. Nada, ni relojes, ni móviles, ni los coches, nada funciona. A la mañana siguiente, sigue sin a ver electricidad y Rafa ha desaparecido. Comienza el calvario para el grupo de amigos.

Fin es una novela de ciencia ficción con tintes sociológicos. El reencuentro de la pandilla tras quince años pone de manifiesto las carencias de antes y de ahora, el paso del tiempo, la falta de sinceridad, los llamados amigos que no lo son tanto, el desconocimiento, en una palabra, las miserias del grupo.

Todo ello en medio de un suceso extraño e inexplicable, que va sacando lo peor de cada uno de ellos.

Pero Fin es una historia tramposa.

Y es que el final es inconcluso. Genera unas expectativas que no se cumplen y la historia no concluye. Cuando llegue al final no voy a decir que no me sentí un tanto decepcionada, porque durante su lectura, el libro engancha, y más que por la conducta del grupo, por una explicación al hecho insólito que todo lo rodea. Pero dicho hecho, es lo que no tiene explicación, y decepciona. Así es fácil meterse en esas harinas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.