martes, julio 24, 2012

ele de erre

Laura es periodista, pero desde hace unos 4 años se dedica al mundo del diseño. Empezó customizando la ropa de sus amigas y poco a poco me entró el gusanillo de hacer más.

Lo primero fueron anillos y broches de cremalleras. Más tarde añadió a su lista diseños con corbata y creó su primera firma ocho cabezas y media. Cosas que vendía a amigas, y amigas de amigas. Durante la etapa de la tienda Fatal de lo Mío, en la Plaza Dos de Mayo de Madrid, se podían encontrar las cositas de ocho cabezas y media. 

Laura decidió centrarse en las corbatas. Comenzó a "modelar" corbatas. Para cinturones, camisetas y más tarde broches. Dejó a un lado  ocho cabezas y media y hace muy poquito ha creado ele de erre, que viene de Laura del Río,  LDR, con web propia.






Como es renovarse o morir, decidió formarse y el año pasado se apuntó a un curso de diseño de moda que ha terminado hace poquito, Técnico Auxiliar en Diseño de Moda,  ya que era un mundo que me gustaba mucho y que realmente no sabía nada de él




Le preguntamos a Laura porqué corbatas. Un día buscando por mi armario un cinturón para un vestido, me encontré una corbata, nos cuenta Laura, y pensé, ¿y por qué no ponérmela de cinturón? Laura se dio cuenta de todas las posibilidades que una corbata tenía. Me parece un accesorio único, es muy difícil encontrar dos corbatas iguales, que da personalidad y casi siempre el tejido es de buena calidad. Y así surgió la idea. Las corbatas que usa son de segunda mano. Nunca he usado una corbata nueva porque lo que me gusta es poder da una segunda oportunidad a una corbata, que quizá ha aparecido en el armario de nuestros abuelos. Las compra siempre en tiendas de segunda mano y también hay muchos padres o abuelos de amigos que me regalan sus corbatas demodé.




Los diseños con las corbatas son únicos, no hay dos corbatas iguales e intenta no repetir. Las camisetas que Laura utiliza son de  buena calidad. Y las corbatas que adornan las camisetas se añaden con velcro para que en el momento de lavarlas se puedan quitar y así no estropearse. Los cinturones van en una cinta de poliéster con terminaciones metálicas, al ser cinta se puede encargar el tamaño que se quiera, los que tengo son de 1.5 cm pero si alguien necesita más, se puede hacer.

Laura trabaja desde casa. Con la tienda  Fatal de lo Mío acudió a la primera edición de la feria Escondite Dite, y desde entonces no ha vuelto a participar en otra. Aunque quiere hacerlo y seguro que dentro de poco la vemos participando en alguna.




Laura también realiza diseños por encargo, si prefiere un color determinado de corbata, si quiere que sea más grande o más pequeño el diseño, si quiere que le ponga botón o no..., todo es cuestión de escuchar al cliente y ponerse a diseñar.

En cuanto a su pieza favorita, los cinturones que está haciendo a modo de flor. Para un vestido quedan súper bonitos,  dan personalidad a la prenda que lleves. 




1 comentario:

  1. Me encanta!!! Me parecen super elegantes y diferentes :)

    ResponderEliminar

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.