miércoles, diciembre 05, 2012

A ROMA CON AMOR (To Rome with love)


Roma es una ciudad llena de historias y sus protagonistas van desde romanos a turistas, estudiantes, actores y prostitutas. Y así tenemos a Michelangelo que se cruza con Hayley de vacaciones por Roma y perdida entre sus calles, y así, sin más surge el amor. Y como la cosa va en serio los padres de ella vendrán desde Nueva York para conocer a los de él. Un bonito cóctel del que surgirá una forma de cantar ópera, ..., diferente. Jack, estudiante de arquitectura, vive con su novia Sally en el Trastévere. Un día, paseando, se encontrará con John, un exitoso arquitecto de vacaciones por Roma y que anda buscando las calles en las que pasó su juventud. John y Jack son muy parecidos y Jack parece estar viviendo una situación parecida a la que vivió Jack. Monica, la amiga de Sally, viene a pasar con ellos una temporada. Actriz sin mucho éxito y que acaba de terminar su n-ésima relación. John tiene claro lo que va a ocurrir, ..., entre Jack y Mónica. Luego tenemos a Leopoldo, un oficinista del montón, padre de familia, una persona normal, que de la noche a la mañana se hace famoso porque sí, sin razón. Y finalmente, Antonio y Milly, una pareja de recién casados quieren empezar su vida en Roma. Para ello dejan su pueblo y Antonio ha concertado una cita con sus tíos para empezar a trabajar en su empresa. Pero Milly se pierde por las calles de Roma y aparece Anna y todo se lía.

A Roma con amor es una multihistoria, llena de personajes y de situaciones cómicas e imposibles, casi. Al principio te dejas llevar y gusta. Pero que a medida que van pasando los minutos, y cada vez todo se vuelve más surrealista acaba empalagando.

Cierto es que los actores están geniales y la película tiene ese toque de naturalidad que Woody Allen sabe dar a sus trabajos. Esta parte me encanta. Me encanta realmente creerme lo que los actores están contando, aunque sea una paranoia.

Me encanta Roma y cómo se convierte en un personaje más de la historia. Roma siempre está presente, majestuosa, bulliciosa, romántica.

Creo que el personaje de Penélope, Anna, es el que consigue que tengamos los pies en la tierra. Es más real y el más cercano, y eso que su papel es el de una prostituta. Me parece que está muy bien, muy fresca, campechana y cercana.

Y ¡ah! un placer tener a Woody Allen frente a la cámara, imposible que no sonreír. Pero si no te has acercado nunca a su cine, esta película, quizá, no sea la mejor para conseguir engancharte.



Película: A Roma con amor.
Título original: To Rome with love.
Dirección y guion: Woody Allen.
Países: España, USA e Italia.
Año: 2012.
Duración: 112 min.
Género: Comedia romántica.
Interpretación: Woody Allen (Jerry), Alec Baldwin (John), Roberto Benigni (Leopoldo), Penélope Cruz (Anna), Judy Davis (Phyllis), Jesse Eisenberg (Jack), Greta Gerwig (Sally), Ellen Page (Monica), Riccardo Scamarcio (ladrón), Ornella Muti (Pia), Alessandro Tiberi (Antonio), Alison Pill (Hayley).
Producción: Letty Aronson, Stephen Tenenbaum, Giampaolo Letta y Faruk Alatan.
Fotografía: Darius Khondji.
Montaje: Alisa Lepselter.
Diseño de producción: Anne Seibel.
Vestuario: Sonia Grande.
Distribuidora: Alta Classics.
Estreno en España: 21 Septiembre 2012.
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.