viernes, diciembre 14, 2012

Las horas distantes

Eddie y Meredith no mantienen una estrecha relación hija-madre. Para Eddie su madre es un misterio y más cuando un domingo, el cartero lleva a casa una carta que debería haber llegado muchos años atrás. Las respuestas al misterio de su madre las obtendrá Eddie en el castillo de Milderhurst al que se madre fue evacuada durante la Segunda Guerra Mundial. Juniper Blythe fue su ángel protector y junto a las hermanas de Juniper, Saffy y Percy, Meredith descubrió un nuevo mundo, el de las historias y los libros. Y comenzó a escribir. Las circunstancias de la vida, sin embargo, truncaron su carrera de escritora. Eddie se adentrará en los muros del castillo y descubrirá, no solo la historia de su madre, también los secretos hasta ahora nunca contados de las hermanas Blythe y la del Hombre de Barro, fundamental en todos los acontecimientos que marcaron al castillo y a sus integrantes. 

Con Las horas distantes, Kate Morton nos traslada a la Inglaterra de la Segunda Guerra Mundial, a un castillo misterioso, con unos habitantes aún más misteriosos. Un padre celoso con el castillo y sus hijas, un castillo que parece atraparlas, que no permite que abandonen sus paredes, su cobijo, y si lo hacen, es imposible estar mucho tiempo lejos. 

Un secreto, varios secretos, que quieren salir a la luz. La verdad es que la novela se lee muy bien y sin apenas enterarte. Presente y pasada, como ya es habitual en Kate Morton, se van mezclando, atrapándote entre sus páginas. Una historia de amor, de ternura, de emociones, y al mismo tiempo de mala suerte, va desgranándose a medida que vamos avanzando entre sus líneas. 

Hasta ahora las novelas de Kate Morton me sirven para evadirme, trasladarme a otra época y compartir emociones con sus personajes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.