jueves, mayo 02, 2013

Cupcakemaniaca


Nagore empezó con el blog de Cupcakemaniaca hace más de un año. El primer post fue el 29 de enero del 2012 y fue de cupcakes de oreo, deliciosas, por cierto. Aunque Nagore llevaba haciendo cupcakes caseros muchísimo más tiempo.

Trabajaba como Orientadora Laboral en un municipio de Madrid, nada que ver con esto. Todo fue de casualidad.

Después de varios años haciendo diversos cursos para mejorar su C.V. y ser más competitiva en el mercado laboral, un día me dije que a partir de entonces los cursos que quería realizar iban a ser más creativos, que me evadieran del trabajo y de todo lo demás. Con lo que se apuntó a costura y fracaso absoluto. Me lo pasaba genial pero sinceramente, se me daba fatal. Después de un año decidí dejar de jugar al “diseña tu moda”.

¿Y ahora qué hago? Recordó que le enamoraban los cupcakes y empezó a realizar miles de cursos de cupcakes, galletas decoradas y tartas. Lo que pensó que sería algo pasajero, de una tarde, la enganchó, y mejoró su técnica en poco tiempo. Ahora tengo la cabeza llena de Azucar.




Comenzó haciendo tartas y cupcakes para sus familiares, después para sus amigos, después para sus vecinos y cuando ya le dijeron: Nagore, por favor, ¡no nos hagas más cupcakes!, decidió abrir un blog y compartir su afición con todo el mundo y dejar de engordar a mi familia.

Nagore no para de recibir encargos. Además imparte impartiendo talleres de decoración de cupcakes en un espacio creativo. Los talleres son personalizados, solo hay que decirme que se quiere aprender a realizar y lo diseño. Los grupos no son de más de 6 personas y suelen costar entre 30 y 60 euros.

Nagore nos cuenta que aparte de un buen horno y una buena maquina de repostería, es muy importante utilizar productos de buena calidad, marcan la diferencia. Después, para decorar, utiliza fondant, icing sugar, colorantes, cortadores de todos los tamaños y formas, aromas, capsulas, boquillas, mangas, libros, stand, bases,…, nunca es suficiente. Compra productos a través de Internet en Inglaterra, donde nos llevan mucha ventaja. Y una cosa muy importante, que no se compra pero hay que tener: “Muuuuucha paciencia”.





El mercado Molly Market es en el único en el que participa. Vendo galletas y cupcakes y expongo mis últimos productos. Lo hago debido a que es un excepcional espacio que concentra los mejores talentos artesanos independientes de toda España en Madrid.

En el blog publica las recetas que va haciendo, además de tutoriales para hacer modelados con pasta de azúcar en tartas, cupcakes o galletas. Me gusta compartir todos mis conocimientos. 

Cupcakemaniaca es lo único que ahora mismo hace feliz a Nagore. Además, su blog es mi pasión. Al principio me llevaba mucho tiempo subir un post al blog, pero con la práctica se ha convertido en una rutina diaria. Lo primero que hago por la mañana es sentarme frente al ordenador con un café. Mientras lo consulto, contesto a mis seguidores y lo pongo al día. Reconozco que lo que más me cuesta es preparar las fotos de las recetas: “Ese momento en el que me doy cuenta que me está costando mas hacer el reportaje fotográfico, que en hacer la receta“.




Nagore nos recomienda omiendo la CUPCAKETERAPIA, así llamo yo a pasar una tarde decorando cupcakes con un buen grupo de amigas. Desde hace poco tiempo está impartiendo talleres para sus amigos y seguidores. Estoy encantada compartiendo trucos y enseñando a modelar fondant. Es alucinante lo entretenido que esta todo el mundo que realiza el taller, no se levantan ni al baño. Es muy gracioso porque a veces he tenido a varias amigas que se apuntan al taller para hacer algo juntas y charlar. Cuando terminan el taller se dan cuenta que han estado tan concentradas que no han hablado nada.



Ahora Nagore está centrada en recetas de cupcakes saladas. Realicé una la semana pasada y me encantó. También me encantaría disponer de un sitio físico para realizar talleres y vender productos, pero de momento hay que esperar.

Le preguntamos a Nagore por su cupcake favorito. Tengo dos tartas favoritas. Una se llama Dogma Motor. Es el logo de mi primo Carlos, aficionado al café race. Un día me llama y me dice, “Nagore, no había caído, pero mañana es el cumple de un amigo, el que me diseña la moto, quiero que me hagas una tarta”. Casi le mato, ¿para mañana? No puedo, le conteste y claro al decirme porfa, porfa, pues le dije bueno, te haré algo, ya veré, no pidas mucho. Y le hice la tarta, me gusta porque es súper macarra y nadie se esperaba que pudiera hacer algo que no fuera rosa, con flores y mariposas.




La otra fue para mi amigo Iván. Un día de verano, en pleno Madrid, fin de semana, chateando un poco por facebook, antes de bajar a la piscina, me dice: “Mañana es mi cumple, ¿me podrías hacer una tarta?”, jajaja. Le encanta nadar con lo que hice una tarta de natación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.