martes, diciembre 10, 2013

BRZ wood Design

BRZ wood Design surge cuando Victor sale de Madrid y se va al Bierzo a vivir. Mi familia paterna siempre ha mantenido los lazos con sus orígenes en esta región y por eso decido venir aquí. El contacto con la madera surgió unos años antes, cuando su amor por la música llevó a Víctor a aprender a tocar el didgeridoo: un instrumento australiano hecho de madera. Al ir aprendiendo a tocar mejor ve que necesito usar un didgeridoo de más calidad, por lo que decide hacerse uno. Y para ello recurre a su tío Jesús, profesor de magisterio y amante de la madera, la ebanistería y el torno de madera. Juntos hemos creado cuatro didgeridoos: uniendo mis incipientes conocimientos del instrumento y su enorme experiencia con la madera. 





En su nueva vida en el Bierzo necesitaba un nuevo trabajo y la madera estaba ahí para ofrecerle un camino. Nada más llegar encontró un curso del Inem de Ebanistería y al mismo tiempo empezó a hacer sus primeras lámparas. Ha pasado un año desde entonces y sobre todo he aprendido a aprovechar mejor el tiempo y los recursos. Considero que estoy al principio de esta carretera porque tengo mucho que aprender, muchas ideas por realizar y muchísima gente por conocer. El apoyo de mi familia y mi pareja está siendo vital, yo pongo mucha ilusión y creatividad, pero la base la ponen todos ellos.




Desde siempre Víctor ha tenido una visión muy ecologista de la vida, por lo que BRZ wood Design sigue por el mismo camino: solamente utiliza madera reutilizada, es decir, madera reciclada que ya ha tenido una utilidad anterior, o madera salvada de la leña. De la misma manera evita los tratamientos químicos en la madera. Para protegerla uso aceites naturales y nada más. Me gusta que mis lámparas tengan varias texturas propias de la madera, por eso suelo dejar la corteza o la madera envejecida, y también una parte donde he pulido la pieza para dejarla suave y limpia. Quiero juntar la filosofía japonesa Wabi-Sabi con la estética moderna de las formas puras y sencillas.

Su trabajo empieza siempre en un cuadernillo que lleva a todos lados. En él dibujo muchas ideas, la inspiración puede venir de cualquier cosa que tenga una forma interesante: animales, plantas, objetos cotidianos y por supuesto otros muebles y siempre obras de arte. Después de pasar un tiempo en el cuaderno, y de sufrir cambios y mejoras, las ideas bajan al taller, donde se encuentran con la madera, que es quien al final dice la última palabra. Son la forma, la textura y la veta quienes determinan el resultado final, en esta fase yo solo obedezco a lo que la madera pide.




La fuente de luz es un aspecto muy importante en las lámparas. Víctor utiliza dos tipos: las bombillas con filamento de carbono, que proporcionan una luz muy cálida y que se controlan con reguladores de intensidad, y también bombillas LED, cuando quiero ocultar el origen de la luz, su ventaja principal es que ocupa poco espacio, consume poquísima electricidad y no se calienta.

La última parte del proceso es cuando se les da un nombre. Siempre uso nombres de los pueblos del Bierzo, a veces por la sonoridad de la palabra, y muchas veces por mi conexión con ese pueblo. De esta manera, Víctor intenta dar a conocer una de las regiones más bonitas de España.





En su página web podemos encontrar todos sus trabajos. Algunos están a la venta en su tienda de Etsy y otros ya están vendidos. Mucha gente se pone en contacto con Víctor a través de la página pidiéndole una lámpara similar a una vendida, es el tipo de encargo más común. Lógicamente nunca podré hacer dos lámparas iguales, sobre todo porque la madera que uso es siempre diferente, pero hasta ahora todos mis clientes han quedado satisfechos con las nuevas versiones de las lámparas. 

Una de sus lámparas favoritas ha tenido cinco versiones, existen cinco Bustargas iluminando cinco rincones del mundo. La forma de Bustarga me gusta porque es muy sencilla y al mismo tiempo es perfecta para una lámpara de mesa: la luz esta orientada hacia abajo para no molestar en los ojos, y siempre se puede disfrutar del dibujo de la veta. 






Además de vender on-line también lo encontramos en mercadillos y ferias de diseño: Mercadillo LaboralCiento y Pico Market y Nómada Market. Espero repetir en estos y conocer otros nuevos. En su página de Facebook podemos estar informados puntualmente.

En el futuro quiero seguir aprendiendo a trabajar con la madera, para hacer muebles y objetos más grandes y variados. Tengo muchas ideas que todavía no puedo construir, pero la ilusión no se me acaba, así que todo llegará. Mientras tanto sigo haciendo lámparas, que no es poca cosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.