lunes, octubre 06, 2014

María Serrano Ilustración

A María siempre le ha gustado dibujar. Y mientras el tiempo pasaba, iba haciendo otras cosas: licenciarse en Bellas Artes, diversos másteres, trabajar de esto y de lo otro y entre tanto recorrer las provincias españolas.

En 2008 se fue a trabajar a Francia como profesora de artes plásticas en español y para agilizar su proceso de aprendizaje empezó a leer cómics y libros ilustrados en francés: Le petit Nicolas de Goscinny y Sempé; Ariol, de Emmanuel Guibert y Marc Boutavant y El blog de Penelope Bagieu, Ma vie est tout à fait fascinante... 

Más tarde, instalada ya en Londres, la ciudad se convierte en una fuente de inspiración inagotable para la creación de ilustraciones e historias como María y los pollos turcos. 

A finales del 2011 vuelve a España con la maleta repleta de ideas y tres meses después, el libro “Gerardo y los cuentos de la abuela”, escrito por Cristóbal Pagán e ilustrado por María resulta finalista del Premio de Cuentos Ilustrados otorgado por la Diputación de Badajoz. También lleva a cabo el proyecto, de nuevo junto a Cristóbal, de Los Mundos de Mónica, donde una joven de titulaciones en el cajón afronta la crisis económica y su precaria situación laboral desde un punto de vista humorístico. Las viñetas protagonizadas por una heroína de veinticinco y pico ven la luz a través de Facebook y durante un tiempo en la revista Müsh! Magazine.



Surge la oportunidad de trabajar al sur de Inglaterra, esta vez en una galería de arte durante un breve y fructífero periodo de tiempo. Pero a su regreso, la imposibilidad de encontrar trabajo le empuja a tomar una decisión: volver a casa de mis padres después de casi 10 años viviendo fuera e invertir todas sus energías en abrirse paso en el mundo de la ilustración. Esta es la situación desde el pasado septiembre hasta este mismo momento. Por descontado, no está siendo un camino de rosas pero hay pequeños momentos de inflexión, exposiciones que uno lleva a cabo (Café Ficciones, Murcia 2013. Pequeña Luisa, Alicante 2014), en las que participa ( GastroIlustra en Lamarimorena. Murcia 2014), experiencias que comparte (Colectivo Ilustra. Murcia) y personas que van quedando de cada una de esas vivencias.





Fue precisamente el pasado diciembre, durante Ilustrísima 2013, Salón del dibujo y la ilustración, celebrado en el Museo ABC de Madrid, donde entró en contacto con Mercedes Bouzo, que nos ha permitido a Cristóbal Pagán y a mí, con tanto esfuerzo como satisfacción, publicar en abril nuestro primera obra “Gerardo y los cuentos de la abuela: el Dragón de Niebla y los Príncipes de los Colores.” Libro de narrativa para lectores a partir de nueve años, editado por Narval (Premio Telva mejor editorial infantil 2014). En él, Gerardo, su pequeño protagonista, nos cuenta una historia tremenda donde encontramos de todo lo que uno pueda imaginar: un monstruo de origen misterioso, un príncipe y una princesa, batallas espectaculares, viejos libros que aparecen y desaparecen, viajes, un arma secreta, un caballo rápido como el viento, un trono mágico... 

Por su parte, María no ceja en su empeño de seguir formándose y este verano ha asistido a las jornadas de Ilustratour en Valladolid, donde, además de conocer de primera mano la actividad de autores consagrados como Max y Katsumi Komagata, pudo recibir los consejos de grandes profesionales como Pablo Amargo. Estos encuentros me han permitido comprobar con enorme alegría cómo detrás de ilustradores consagrados existen historias de vida tan humildes como la de cualquier otra persona comprometida con su trabajo, sea cual fuere. Además, a raíz de su participación en Ilustratour, Silvia Bezos, directora de arte de la revista infantil ChiquiOcio, le propuso realizar la ilustración de la portada del actual número. 



Cuando desarrollo su trabajo lo que más le interesa y le inspira son las historias de vida cotidianas, las que surgen de la casualidad y que a veces quedan dormidas detrás de una ilustración. Ese fue el caso de la historieta “Las patatas de Casilda”, accésit en el CERTAMEN MUNICIPAL DE CREACIÓN JOVEN 2013 y que se puede  ver en su página web. También los recuerdos y las personas que ya no están le influyen positivamente a la hora de enfrentarse a la hoja en blanco. Mis dibujos, que unas veces son más infantiles que otras, pero siempre tiernos y frescos, son el resultado del uso de rotuladores, acuarelas y herramientas digitales que me permiten conseguir una calidez que poco a poco va conformando mi estilo a fuerza de mucho trabajo y tesón. 




María es consciente de que la situación laboral es complicada para todos y aún más en un sector como el mío, dónde somos muchos queriendo sobrevivir con esfuerzo de nuestro trabajo y aunque muchísimos lo que consiguen, la importancia del factor suerte es determinante. Pero María prefiere no pensar en la meta; no conviene obsesionarse ni compararse con el de al lado. Puede resultar fácil de decir pero tenerlo presente todos los días cuando trabajas sin descanso y sin ninguna retribución es duro. Cuando desespero pienso que hay cosas que no dependen de mí y que lo que único que puedo hacer es “keep going”, como dicen los ingleses, y seguir esforzándome y confiar en mi trabajo. Afortunadamente, sí que puedo decir que tengo la suerte de contar con personas a mi lado, a las que doy las gracias desde aquí, que me inyectan confianza cuando pienso que voy cuesta abajo, de culo y sin frenos. 

Comienza el nuevo curso con proyectos que le ilusionan, como la colaboración con la formación musical Baboon Blues County y un proyecto de un libro-CD de nanas inspirados en poemas y canciones tradicionales griegas escrito por su compañero Cristóbal Pagán.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.