viernes, marzo 20, 2015

Los buenos suicidas

Una noche de esas de insomnio tan habituales en el inspector Héctor Salgado, su teléfono suena. Es el agente Fort. Una mujer ha muerto en extrañas circunstancias en el metro de Barcelona. Es la noche de reyes. Y lo que parece un suicidio se convierte en un caso que robará más sueño a Héctor. Sara trabaja en una empresa en la que 4 meses atrás, uno de sus compañeros se suicidó pero antes, mató a su mujer y a su hija. ¿Coincidencia? Una foto de un fin de semana de retiro con varios empleados de la empresa parece contener un secreto, un secreto que parece mortal para todos los de la foto. 

Los buenos suicidas es un nuevo caso del inspector Héctor Salgado. De lectura fácil y lleno de intriga, te mantiene con interés de principio a fin.

Además del nuevo caso que lleva Héctor, su compañera Leire Castro, ya de baja por su pronta maternidad, decide continuar con la investigación, prácticamente aparcada, de la desaparición de la mujer de Héctor, Ruth. Así que tenemos dos líneas de investigación interesantes en el libro.

Los personajes están bien construidos y desarrollados. Tanto los principales, Héctor y Leire, como los que van apareciendo relacionados con los casos.

Y al final te quedas con ganas de más, porque aunque Héctor cierra su caso, la desaparición de Ruth sigue planteando demasiados misterios como para que nos quedemos tranquilos....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.