viernes, noviembre 20, 2015

ATRAPA LA BANDERA (Capture the flag)


Parece que una maldición persigue a la familia de Michael Goldwing. Primero su abuelo no pudo cumplir su sueño de viajar a la luna, hecho que además le hizo distanciarse de su familia. Y ahora el padre de Michael, también astronauta, tampoco podrá viajar a la luna. Así que Michael junto con la ayuda de sus amigos intentará poner remedio a esta maldicion. Y además así salvarán al mundo del malvado Carson.

Tenían razón los que decían que Atrapa la bandera ha sido una oportunidad perdida en cuanto a la animación española. Desde el primer momento parece que estemos viendo una película americana. Hasta las articulaciones vocales de los personajes están hechas para el idioma inglés.

Todo es muy americano, desde el tema, viaje a la Luna, que para mí no es nada universal, sino todo lo contrario, un hito alcanzado, si es que es cierto, por los americanos. Y luego toda la estructura de familia y hechos es totalmente americano.

Entiendo que en una película de este tipo haya licencias, pero son demasiadas. ¿Trajes espaciales para niños? ¿Y cómo queda la NASA? Bastante mal, la verdad. Y qué decir del motivo por el que el abuelo abandona a su familia. ¡¡¡Terrible!!!

La historia es predecible de principio a fin, que ya sabemos que los buenos van a ganar, pero vamos, que el resto de cosas, también. La familia reunida al final.

En fin, que para ser producción española me hubiera gustado algo similar a Tadeo Jones. Lo mejor, el cameo de Stanley Kubrick....


Película: Atrapa la bandera. 

Título internacional: Capture the flag. 
Dirección: Enrique Gato.
País: España.
Año: 2015. 
Duración: 91 min. 
Género: Animación, aventuras, comedia. 
Guión: Jordi Gasull. Distribuidora: Paramount Pictures Spain. 
Estreno en España: 28 Agosto 2015. 
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.