viernes, noviembre 13, 2015

Khïmera

Normalmente siempre que os hablo de un libro empiezo escribiendo un resumen a modo de sinopsis.

Con Khïmera me resulta imposible. ¿Cómo contar en unas líneas de qué va Khïmera? No me atrevo.

Os contaré sensaciones. Nuestro mundo. Nuestro futuro. Lejano y al mismo tiempo cercano. Imaginado y al mismo tiempo tan realista.

Khïmera ahonda en lo que se puede convertir nuestra existencia de aquí a unos años. Y es todo tan real, tan posible, tan bien argumentado, que asusta.

Y es que esta nueva novela de César Pérez Gellida es una bofetada al lector, aletargado, dormido, ensimismado en su día a día, que al ir avanzando por las páginas de Khïmera se encuentra con una 'realidad' que estremece.

Nuestro mundo ha desaparecido. Otro orden ha nacido de la destrucción. Un orden en el que se siguen enfrentando el bien y el mal. Un mal, quizá, más poderoso gracias a los avances tecnológicos. Un mal que se usa para dominar y someter, aún más, a los humanos. Sin que ellos lo noten... Da miedo, mucho miedo.

Pero siempre hay esperanza. El bien sobrevive, como puede, más pequeño y menos fuerte, pero con fuerza y ganas.

Khïmera es un gran esfuerzo narrativo y de investigación en muchos campos, militares, tecnológicos, políticos, medioambientales,... No me quiero ni imaginar el trabajo de documentación de César. Pero gracias a él, Khïmera es real. Por eso aterra, por eso la primera parte es tan difícil de digerir, porque es como subirse a una montaña rusa en la que los raíles no están bien fijos. Las entrañas se resienten.

Menos mal que la bajada está controlada y nos sentimos algo más seguros.

Los lectores de su anterior trilogía, Versiones, canciones y trocitos de sangre, tenemos una grata sorpresa en Khïmera.

El mundo cambiará para siempre.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.