martes, mayo 17, 2016

Tiralahilacha, colección de verano en algodón orgánico

Tiralahilacha es la unión entre Pablo y Meeta. Él, diseñador gráfico y ella, diseñadora de moda y fundadora de la marca. De mentes inquietas, con muchos deseos de aprender para así seguir creciendo, involucrándonos en proyectos que nos estimulen.

Ambos llevaban años trabajando por separado en sus respectivas carreras, pero a la vez colaborando juntos con Tiralahilacha. Después de ser padres de un maravilloso niño, Lukas, decidieron unirse para seguir juntos con la marca.

Tiralahilacha se ha inspirado en el movimiento vintage y las cosas bellas, cuidando esos pequeños detalles que denotan ese trabajo artesanal. Investigando sobre las diferentes épocas de la indumentaria y centrándose en los detalles, producen sus primeras colecciones con un estilo muy retro que poco a poco fue evolucionando, pero siempre manteniendo su estilo: romántico, femenino y actual.

Les gusta apoyar la industria local, por eso, todos sus diseños, patrones, muestras y parte de sus producciones se realizan en Barcelona.

Tras varios años fabricando en diferentes talleres locales en España, India y Tailandia, siguiendo rigurosamente el proceso de producción, el proyecto empezó a crecer rápidamente. Comprendiendo cómo realmente funciona el mundo de la moda actual, el fast fashion y la cadena de producción, toman conciencia de ello y deciden sumarse al cambio. A una forma más respetuosa y responsable de realizar nuestras producciones.

Poco a poco todo fue cogiendo forma y finalmente encontraron una manera de realizar sus colecciones de forma ética, transparente y sobre todo, responsable con la gente implicada y el medio ambiente.

Para Pablo y Meeta es muy importante que las relaciones profesionales sean duraderas y entablar un vínculo entre todas ellas y así seguir creciendo juntos. La confección de su última producción la han realizado en India, concretamente en Assisi Garments, una fábrica especializada en algodón 100% orgánico de Comercio Justo, haciendo nosotros mismos un riguroso seguimiento de toda la producción viajando una vez al año personalmente.

Todas las prendas de ésta temporada primavera-verano 2016 están confeccionados con 100% algodón orgánico certificado por GOTS (Global Organic Textile Standard). Del mismo modo, la estampación de todos los tejidos sigue un riguroso estándar que controla tanto las composición química de los tintes, como el control de vertidos al medio ambiente.




El algodón orgánico es cultivado en tierras certificadas libres de sustancias tóxicas y de todo tipo de pesticidas e insecticidas. El cultivo de algodón convencional, a diferencia del orgánico, es uno de los más contaminantes del mundo, atribuyéndose un consumo del 25% de todos los insecticidas usados a nivel mundial y un 10% de todos los pesticidas. Por otro lado, el procesamiento de algodón convencional utiliza más de 8000 sustancias químicas nocivas para el medio ambiente y para los agricultores que lo cultivan frente a las menos de 200 que utiliza el algodón orgánico.

Siempre nos han gustado las fibras naturales. Sí, hemos pasado por diferentes etapas creativas y utilizado gran variedad de tejidos pero teniendo siempre claro que lo más cómodo es lo natural... Después de varias temporadas, y visto lo visto, nos hemos sensibilizado aún más con el tema y no nos hemos podido resistir...

En cuanto a los principales beneficios de una prenda orgánica: 
  • El algodón orgánico se cultiva con métodos y materiales de menor impacto medio ambiental. - Ayudas a proteger las condiciones laborales y la salud de los trabajadores agrícolas. 
  • Evitas la exposición directa en la piel de las sustancias tóxicas. 
  • El tejido resultante es suave, cómodo, transpirable e hipoalergénico por su ausencia de tóxicos.


Toda la colección en su web


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.