lunes, junio 13, 2016

Nueva colección de joyería cerámica de Vera and the Birds

La colección de joyería cerámica de Vera and the Birds llega en un momento vital extremadamente dulce para Alex. Hace unos ocho meses que somos uno más en la familia. Esta colección ha sido gestada poco a poco, durante varios meses, incluso antes de que Giulia naciera.

Todo empezó el verano pasado, cuando Alex asistió a un curso de la gran diseñadora de joyas Julieta Alvarez, a la que admiro muy mucho. Alex ya había hecho cerámica con anterioridad, pero el curso impartido por Julieta ponía el acento en el esmaltado de piezas, cosa que me encanta. Acostumbrada a trabajar con esmaltes hechos a mano, descubrió la increíble variedad y colorido que ofrecían los esmaltes comerciales. De vuelta en casa, empezó a probar con pequeñas piezas y me encantó el resultado.

El cuerpo le pedía hacer mil modelos distintos, tenía unas ganas locas de crear, pero el sentido común me decía que no. Su primera colección tenía que ser algo bien pensado, comedido y con cierta coherencia. Así que se centró en dieciséis modelos. Aunque yo soy más de flores y plantas, para esta primera colección para casi todos los diseños he optado por las formas geométricas: es más fácil que quede armónico y son más sencillas de hacer. Ha combinado colores básicos como el azul marino y el rosa bebé con otros más sofisticados como un jaspeado que nos recuerda a la arena. Pero siempre siempre y siempre el denominador común es la naturaleza: el color de la arena, el verde aguado, el rosa de las flores, el azul de la noche.

En otoño, ya con un barrigón que pa qué, Alex realizó las primeras piezas de joyería. No tenía ni idea de cómo transformar una bolita esmaltada en una joya. Para mí los alicates de joyería eran un misterio insondable, las cadenas de latón bañado en oro un galimatías. Buscó proveedores, los artículos le sonaban a chino ¿qué demonios es una reasa? ¿y una casquilla? Y ya ni te cuento el proceso de creación de la joya ¿cómo hago para cortar la cadena y que quede bien? La anilla que une la pieza con la cadena es demasiado pequeña ¿qué hago? Tras mucha prueba y error consiguió hacer unos prototipos que le satisfacían, así que dio el paso. Las dieciséis piezas están online, algunas de ellas ya se han vendido.



















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.