martes, noviembre 22, 2016

Bichos, la primera colección de TROL

A Marta desde pequeña siempre le ha divertido inventarse cosas, imaginarse objetos y construirlos.
Licenciada en Arquitectura por la Universidad Politécnica de Madrid, TROL nace como un proyecto personal de diseño-hecho a mano. Es diseño porque tiene una parte racional y técnica, que atiende a función, ideas, geometrías, composición, materiales, texturas. A la vez es artesanal: hay intención, alma y una historia detrás de cada objeto.

Bichos es su primera colección. 
<3 br="" de="" del="" duren="" guste="" moda="" mundo.="" no="" objetos="" pasen="" ponerte.="" que="" te="" tocar="" usar="" y="">

La idea  surgió con unas fotos de flores que estaba haciendo Marta, en las que se coló una mosca. Las fotos estaban hechas con el teléfono, poca calidad, pero acercándome todo lo posible con el zoom. Normalmente una mosca resulta un bichejo bastante feíllo, pero al enfocar podía ver cada detalle: los dibujitos de las alas, un cuerpecito “verde metalizado”, brillante, unos ojos granates gordos,.. ¡Me impactó mucho! ¡Todo lo que hay que normalmente no vemos!

A Marta le pareció interesante usarlo como tema para la colección. Por un lado, pensó que la inmensa variedad de formas, colores y geometrías que hay en los insectos le ayudaría a encontrar inspiración. También le parecía divertido lo chocante del tema, ya que normalmente son “criaturitas” que asociamos más con el “repelús” que con lo bello o inspirador.

Lo primero que hizo fue confeccionar un moodboard o panel de inspiración, recopilando fotos de todo tipo sobre insectos.



Después hizo unos dibujos para entender cómo eran los insectos que le parecían más interesantes. Luego vino hacer croquis, pensar en combinaciones de colores y geometrías posibles, jugando con las formas que los propios insectos sugerían. 



Tras concretar el diseño y hacer los prototipos, llegó el momento de fotografiar la colección. Tardé un tiempo en decidir dónde iba a hacer las fotos. El tema eran los insectos, por lo que me parecía que debía hacerlas en un “entorno verde”: un sitio con muchas plantas, quizás un bosque. Pero al imaginármelo me parecía que los colores perdían fuerza. Entonces se me ocurrió hacer una jungla de papel, blanquísima, para que se apreciara bien todo el colorido de la colección. La modelo, Rocío, se convertiría en un bicho a escala humana, y tendría dos moñetes que serían las antenas. ¡Gracias al gran trabajo que hizo, las fotos quedaron mucho más bonitas de lo que me esperaba! En el proceso también conté con la colaboración de Leo, haciéndome compañía mientras preparaba el decorado; y Tara, que se nos coló en la sesión de fotos ¡porque ella también quería salir! 





El resultado, prendas de lana merino, bolsos -“cabeza de insecto” y vestidos con diseños exclusivos, estampados en tela mediante impresión digital, todo hecho en España. Algunas de las prendas las confeccionó ella misma y otras están hechas en talleres locales. Y como una de las premisas de la marca es el cuidado en los detalles, las etiquetas, con dibujos de insectos en acuarela, dan pistas sobre el origen del diseño de cada prenda.









TROL 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.